Bogavante.jpg Bogavante Bogavante 330px Bogavante

El bogavante (Homarus gammarus) es un crustáceo decápodo marino, muy similar a la langosta, que puede alcanzar los sesenta centímetros de longitud. Es un pariente próximo de la langosta americana y de la cigala, y más lejanamente de la langosta.

Características

Puede alcanzar los 50 años de vida y su cuerpo, protegido por un duro caparazón, es robusto, alargado, de tronco liso, abdomen compuesto por 7 anillos y cola en forma de abanico. Sus dimensiones se mueven entre los 30 y 75 cm de longitud, resultando habitual encontrarlos entre los 500 gramos y 1 kilo, aunque los ejemplares más grandes alcanzan hasta 4 kilos de peso.

De sus cinco pares de patas, cuatro quedan situadas en el tórax y las utiliza para caminar (las hembras se caracterizan por poseer un último par de patas atrofiadas en la zona trasera), mientras el primer par ha desarrollado sendas pinzas. Estas dos pinzas, que caracterizan su fisonomía y contienen una carne especialmente tierna, cumplen funciones diferentes, así la de mayor tamaño (habitualmente la izquierda) tritura sus capturas, mientras que la de menores proporciones (derecha) corta. En el caso de que pierda la izquierda, parece que la más preciada para su modo de vida, en la siguiente muda (cambio de exoesqueleto para poder crecer) la pinza de corte se transformará en trituradora, generando la pata sin pinza otra de corte en las siguientes mudas. El bogavante cambiará sus hábitos de prensión pasando de ser zurdo a diestro.

Su cabeza dispone de dos pares de antenas, dos de ellas muy desarrolladas en longitud.

Las tonalidades varían dependiendo de la especie, mostrando pigmentaciones marrones, verdosas, negras, rojizas o azuladas.

Alimentación

Se trata de un animal con hábitos nocturnos, muy agresivo, cuya alimentación está basada en sepias, pulpos, calamares, moluscos y pequeños peces, aunque presenta además comportamientos caníbales.

Hábitat y distribución

El bogavante habita principalmente en los fondos rocosos del Océano Atlántico, costas de Noruega, Mar Mediterráneo y Mar Negro, entre 2 y 50 metros, aunque puede encontrarse a 150 metros de profundidad. Aprovecha grietas de rocas y cuevas como morada, siempre en aguas cuya temperatura oscila entre los 15 y 22º C.

Se trata de un animal con hábitos nocturnos, muy agresivo, cuya alimentación está basada en sepias, pulpos, calamares, moluscos y pequeños peces, aunque presenta además comportamientos caníbales.

Reproducción

El bogavante se reproduce a finales de verano, cada dos años (tras la muda de las hembras), en aguas de temperatura superior a 15º C y alta salinidad. El macho emite espermatóforos que forman un paquete, que la hembra conserva en el receptáculo seminal todo un año, realizando la fecundación y puesta el verano siguiente. Los huevos resultantes permanecen adheridos a la hembra entre 10 y 12 meses.

Principales especies

Además del Homarus gammarus existen dos variedades principales de bogavante, que poseen como nombre común el lugar donde son capturados habitualmente:

  • Bogavante europeo (Homarus vulgaris). Costas Atlánticas europeas. Tonalidades azuladas, incluso negras, con manchas claras. Tamaño mediano. Se trata de una variedad muy escasa.
  • Bogavante americano o canadiense (Homarus americanus). Costas orientales de América del Norte. Su carne es menos sabrosa que el europeo o el Homarus gammarus, alcanzando un precio inferior en el mercado. Tonalidades rojizas que lo identifican.

Aportación nutricional

  • Parte comestible del pescado: 38%
  • Contenido proteico: 18,3%
  • Contenido en grasa: 2%
  • Calorías (cada 100g): 91Kcal

Curiosidades

Sienten dolor

Bogavantegig.jpg Bogavante Bogavante Bogavantegig

Hasta ahora se pensaba que los crustáceos no experimentaban dolor, porque sus sistemas nerviosos no eran lo suficientemente complejos. Recientemente se ha descubierto que tal vez las gambas, el bogavante y otros crustáceos experimentan dolor cuando acaban en el puchero o la sartén.

Un grupo de científicos echó ácido acético (del vinagre) a parte de las antenas de 144 gambas. Inmediatamente, las criaturas empezaron a frotar las antenas afectadas, pero no las demás, lo que, “es consistente con la interpretación de la experiencia del dolor”.

Sin embargo, otros científicos no están de acuerdo, y señalan que la respuesta observada en las gambas puede significar simplemente que el crustáceo trataba de limpiar las antenas y no que sintiese dolor.

Ejemplar gigante

Este crustáceo gigante, capturado en el Canal Ingles, mide casi un metro de longitud y pesa la nada despreciable cifra de 5 kilos. Tan sólo las tenazas miden cerca de 45 centímetros. A pesar de ser cuatro veces más grandes que un bogavante normal y poder alimentar con su peso a unas diez personas, el animal se ha salvado de ser cocinado, debido a que su pescador John Brannan, y para sorpresa de muchos, ha decidido donar al animal al Acuario de New Coral en Newquay, Cornwall.

Bibliografía

http://www.regmurcia.com/servlet/s.Sl?sit=c,543,m,3037,&r=ReP-23141-DETALLE_REPORTAJES

http://www.wikipedia.org

http://weblogs.madrimasd.org/ciencia_marina/archive/2008/12/11/81232.aspx

http://esencia21.wordpress.com/2008/09/19/curioso-una-langosta-gigante-de-un-metro-capturada-con-foto/