Krill.jpg Krill Krill 330px Krill

El krill es un crustáceo su nombre científico es Euphausiacea superba. El krill mide entre tres y cinco centímetros de longitud. Existen unas 90 especies en el mundo, y sólo en el Antártico se estima una biomasa de krill de 500 millones de toneladas, en tal sentido se opina que el krill es el animal más abundante del planeta Tierra, pudiendo tener un cardumen unas 2 millones de toneladas. Los bancos de estos crustáceos suelen tener densidades de 20 kg/m³.

Características

La longitud del krill varía entre los 8 y los 70 mm. cuya parte alimenticia – la cola – constituye para el ser humano un complemento alimentario muy valioso. Experimentan hasta 10 mudas antes de alcanzar los 70 mm de longitud máxima. Es una buena fuente de proteínas para sus muchos depredadores, incluidos los seres humanos, aves y peces. Su alto contenido en aminoácidos esenciales, minerales, oligoelementos y vitaminas lo convierte en un “revitalizante metabólico”; en un protector de los huesos, dientes y pelo, y evita, además, la pérdida de masa ósea y la descalcificación. El krill es rico en proteínas. Está compuesto en un 70 por ciento de ellas, de las cuales un 46% se componen de aminoácidos esenciales que nuestro organismo no puede sintetizar y debe sacar de la alimentación. De esta manera, se cubren las dosis proteínicas que nuestro organismo necesita.

Distribución

Existen unas 90 especies en el mundo, y sólo en el Antártico se estima una biomasa de krill de 500 millones de toneladas, en tal sentido se opina que el krill es el animal más abundante del planeta Tierra, pudiendo tener un cardumen unas 2 millones de toneladas.

Alimentación

Se alimentan filtrando con sus patas plumosas las diminutas diatomeas del agua. Concretamente se alimentan de pláncton microscópico.

Depredadores

Del krill se alimentan peces, aves y, muy especialmente, las ballenas, las cuales pueden consumir dos toneladas de una vez. Según la especie, permanecen en superficie o bajan hasta profundidades de 2 km.

Krill342.jpg Krill Krill Krill342

El krill y el cambio climático

os expertos aseguraron que este pequeño animal es el responsable de retirar del océano hasta ¡20 millones de toneladas de carbono por año!, lo que equivale nada más ni nada menos que a las emisiones anuales sumadas de 35 millones de automóviles.

Un buenísimo aporte si se considera que hoy se liberan 30 veces más gases de efecto invernadero que antes.

Utilidades para el hombre

Krill34.jpg Krill Krill Krill34

El krill (nombre científico Euphausia superba) es un eslabón esencial de la cadena alimenticia. Una rotura en la cadena alimenticia, de la cual el krill forma parte, podría tener consecuencias catastróficas en términos ecológicos.

Se encuentra en cantidades gigantescas en todos los océanos. También es objeto de la pesca comercial como alimento destinado a acuarios y, en el Japón y Rusia, al consumo humano.

Existen alrededor de 90 especies de este pequeño crustáceo, que constituye la mayor biomasa del mundo actual.

Suele emitir una luz azul verdosa que probablemente le ayuda a congregarse con otros individuos de su misma especie para desovar.

Su longitud varía entre los 8 y los 70 mm. cuya parte alimenticia – la cola – constituye para el ser humano un complemento alimentario muy valioso. Experimentan hasta 10 mudas antes de alcanzar los 70 mm de longitud máxima. Es una buena fuente de proteínas para sus muchos depredadores, incluidos los seres humanos, aves y peces. Su alto contenido en aminoácidos esenciales, minerales, oligoelementos y vitaminas lo convierte en un “revitalizante metabólico”; en un protector de los huesos, dientes y pelo, y evita, además, la pérdida de masa ósea y la descalcificación. Tiene una acción benéfica sobre el sistema cardiovascular (arterias y corazón), y ayuda a tener el nivel justo de tensión arterial contribuyendo a reducir el riesgo de esclerosis, infartos y trombosis. Los minerales y oligoelementos que contiene – muy importantes para nuestro organismo – son el calcio, magnesio, fósforo, selenio, zinc, sodio, yodo, flúor, manganeso, cobre y potasio. Los ácidos grasos – que contiene en proporciones equilibradas (Saturados 32%, Monoinsaturados 30% y Polinsaturados 38%) – son los lípidos, entre los cuales destaca la serie Omega 3 y el Ácido Oleico.

Y eso no es todo, ya que además, el krill está siendo estudiado para ser utilizado en los detergentes. ¡Claro!, sucede que desde hace un tiempo se están produciendo detergentes “biológicos” o “inteligentes”.

Sus fórmulas, entre otras cosas, contienen un tipo particular de enzimas llamadas proteasas, que actúan disolviendo proteínas, lo que les permite atacar eficazmente manchas de origen orgánico (sangre, pasto, sudor).

El krill está siendo usado como un modelo porque vive a baja temperatura, pero de 2,4 kilos de krill se obtienen sólo 4,7 miligramos de esta proteína, sin contar con las dificultades para conseguirlo. Entonces, el objetivo es aislar el ADN de la proteína para clonarla y producirla en forma industrial.

Bibliografía

http://es.wikipedia.org/wiki/Krill

http://www.familia.cl/animales/krill/krill.htm