Mejillon2.jpg  Mejillón 340px Mejillon2

El mejillón común es uno de los moluscos más consumidos por los murcianos, tanto cocidos en aperitivos como complementando ricos arroces marineros.

Características

La concha exterior del mejillón está compuesta por dos valvas abisagradas, que lo protegen de los predadores y la desecación. Las valvas están unidas en el exterior por un ligamento, y se cierran cuando es necesario gracias a unos potentes músculos internos. La concha de los mejillones desempeña varias funciones, desde el soporte para los tejidos blandos hasta la protección contra los depredadores y la desecación. La concha está compuesta por tres capas. En los mejillones perlados hay una capa de nácar irisado (madre perla) compuesto por carbonato cálcico que continuamente es secretado por esta capa; la capa prismática, es una capa media de los cristales blancos de carbonato cálcico en una matriz de proteína; y el periostracum, es una capa externa pigmentada que parece una

piel.

Mejilloncaracteristicas.jpg  Mejillón Mejilloncaracteristicas

El periostracum está compuesto de una proteína llamada conchina, y

su función es proteger la capa prismática de la abrasión y la disolución por ácidos (sobre todo importante en formas de agua dulce donde el decaimiento de hojas produce ácidos). Como la mayor parte de bivalvos, el mejillón tiene un órgano grande que actúa como un pie. En mejillones de agua dulce el pie es grande, muscular, y generalmente con forma de hachuela. Se suele tirar del animal por el sustrato (típicamente la arena, la grava, o el légamo) en el cual está parcialmente enterrado. Hace esto repetidamente avanzando el pie por el sustrato, entonces esto sirve como un ancla, y luego empuja el resto del animal con su cáscara adelante. Esto también sirve como ancla c

arnosa cuando el animal no se mueve. El mejillón marino tiene el pie es más pequeño, parecido a una lengua en la forma, con un surco sobre la superficie de ventral que es continua con el hoyo del biso. Este hoyo expulsa una secreción viscosa que entra en el surco y se endurece gradualmente cuando esto entra en contacto con el agua de mar. Esto forma un hilo sumamente resistente biso que fija el mejillón a su sustrato. El biso también es usado por mejillones como una medida defensiva contra los moluscos predadores.

Alimentación

Tanto el mejillón marino como el mejillón de agua dulce son filtradores de alimento; se alimentan de plancton y otras criaturas microscópicas de mar que flotan en el agua. Los mejillones filtran el agua por una especie de sifón, el agua entonces es traída hacia la cámara branquial por acción de la cilia, localizada sobre las agallas, para la alimentación del moco ciliar. Las aguas residuales salen hacia fuera por el sifón. Finalmente los labios canalizan el alimento a la boca, donde la digestión puede comenzar.

El mejillón marino, por lo general, es encontrado junto, en grupo, sobre las rocas lavadas por las olas, cada uno unido a la superficie de roca por su biso. La costumbre de agruparse ayuda a los mejillones a aguantar la fuerza de las olas. Y durante la bajamar aquellos mejillones que se encuentren en medio de un grupo sufrirán menos pérdida de agua debido a la captura de agua por otros mejillones. El suelo del estómago de los bivalvos filtradores está plegado en tractos ciliares para seleccionar los flujos continuos de partículas. Un saco que desemboca en el estómago secreta una varilla gelatinosa llamada estilo o tallo cristalino, que sobresale en el estómago y se mantiene girando en el saco del estilo por medio de cilios. La rotación del tallo cristalino ayuda a disolver sus capas superficiales, lo que libera las enzimas digestivas que contiene. Las partículas separadas se seleccionan, y las apropiadas son diriginas hacia la glándula digestiva o son capturadas por amebocitos.

Distribución

Los mejillones marinos son abundantes en las zonas intermareales bajas y medias en mares templados en todo el mundo, tanto en el hemisferio norte como en el austral. Otra especie de mejillón marino vive en áreas tropicales intermareales, pero no en la misma cantidad que aquellos de las zonas templadas.

Hábitat

Ciertas especies de mejillón marino prefieren vivir en pantanos de sal o bahías tranquilas, mientras otros prosperan en la palpitación del oleaje, completamente cubierta de rocas expuestas lavadas por las olas. Además, alguna especie ha colonizado profundidades abisales en los alrededores de fosas hidrotermales. El mejillón de agua dulce habitan en lagos, ríos, canales y corrientes en todo el mundo, aunque no en las regiones polares. Los mejillones requieren de una fuente constante de agua fresca, limpia, con profundidades no fangosos. Prefieren el agua con un contenido mineral sustancial, porque necesitan el carbonato de calcio para construir sus cáscaras. Sobreviven temporalmente fuera del agua.

Reproducción

Mejillon.jpg  Mejillón Mejillon

El mejillón es un animal unisexual. Cada hembra de mejillón puede llegar a depositar más de un millón de óvulos y la incubación suele durar entre una o dos semanas, según la temperatura de el agua. El mejillón es propio del Atlántico, y se encuentra adherido a las rocas en las costas de Europa y América. Se cultiva en criaderos y viveros debido a sus excelentes propiedades: crecimiento rápido, facilidad para adherirse a soportes y una apreciada carne. Los países productores más importantes son: España (sobre todo en las Rías Gallegas) y los Países Bajos.

Cultivo

El método tradicional de producción de mejillón en Galicia es el cultivo en batea. Este sistema es el de mejor rendimiento de los conocidos, y las 240.000 toneladas de mejillón comercializados anualmente en Galicia suponen mas de la mitad de la producción mundial por cultivos de este molusco. En este sistema, la simiente del mejillón se coloca sobre cuerdas que cuelgan de unas plataformas flotantes o bateas situadas en el interior de las rías, donde permanecerán completamente sumergidas hasta conseguir su peso comercial.

La batea está formada esencialmente por una serie de flotadores que soportan una serie de listones de madera de eucalipto de forma rectangular, con una superficie no superior a los 500 m2. El numero de flotadores de las bateas está relacionado con el tamaño y la antigüedad de las mismas; así las de más edad suelen tener un flotador central, mientras que las más modernas disponen de varios flotadores.

Las cuerdas utilizadas para el cultivo suelen medir de 19 a 12 m. y llevan intercalados cada 40 cm. unos listones de madera o de plástico para distribuir el peso del mejillón a lo largo de toda la cuerda impidiendo así que este se desprenda. Estas cuerdas con la simiente se sumergen en el mar pendiendo de la plataforma; el alimento de este molusco filtrador será toda la materia orgánica particulada. Cuando el peso de la cuerda es de aproximadamente 100 Kg. se hace un desdoble, es decir, se reparte la carga en dos o tres nuevas cuerdas de unos 30 Kg., esto es un segundo encordado.

Subespecies

  • Mejillón rubio o mediterráneo (Mytilus galloprovincialis). Uno de los más importantes para el consumo, ya que incluso dispone de una Denominación de Origen en Galicia. Su tamaño puede alcanzar los 8 cm de largo. Una especie muy invasora que ha desplazado al mejillón común de las costas del Atlántico y Mediterráneo.
  • Mejillón de labio verde. Procede de Nueva Zelanda.
  • Dátil de mar. Su forma alargada determina su nombre. Proviene de Portugal.
  • Mejillón californiano (Mytilus californiensi). Desde las costas del Pacífico hasta el sur de Alaska.
  • Mejillón barbudo (Modiolus barbatus). Mar Mediterráneo y Atlántico. Su barba (el biso) puede llegar a medir 6 cm y posee color oscuro.
  • Mejillón bastardo o gran mejillón (Modiolus modiolus). Su calidad gastronómica es menor que la del resto de especies, pero su tamaño es mayor.
  • Mejillón cebra (Dresissema polymorpha). Algunos ríos y embalses españoles están siendo colonizados por estos ejemplares, destruyendo ecosistemas acuáticos y amenazando la vida de otras especies autóctonas, ya que consumen su alimento rompiendo el equilibrio natural. En la actualidad son tratados como una plaga en el río Ebro.

Propiedades nutricionales

El mejillón, al igual que otros moluscos bivalvos, contiene muy poca cantidad de grasa (entre el 0,5 y el 2%), aportando de 67-68 calorías por cada 100 gramos de porción comestible, además de resultar una fuente de proteínas. Estas cantidades siempre dependen de su método de elaboración ya que no aportan las mismas grasas los mejillones cocidos que los Tigres (con bechamel y rebozados). Entre las vitaminas destacan las del grupo B como la B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B6 o piroxina, y B12. Sobresalen en su composición minerales como el yodo, hierro, calcio, sodio, fósforo y magnesio.

Curiosidades

  • La capacidad de filtración del mejillón es enorme, pudiendo llegar a bombear hasta 8 litros por hora.

Bibliografía

http://es.wikipedia.org/wiki/Mejill%C3%B3n

http://www.pedramol.com/mariscos/mejillon.htm

http://www.terra.es/personal7/amegrove/procesomejilloncas.htm

 

 

Foro de Invertebrados Marino – Preguntas y respuestas

Este foro contiene 9 temas y 49 respuestas y lo actualizó  Nanybdn hace 5 años, 6 meses.

Viendo 9 debates - del 1 al 9 (de un total de 9)
Viendo 9 debates - del 1 al 9 (de un total de 9)
Crear tema nuevo en “Invertebrados marinos”
Tu información:





4 + 3 =