Peztelescopio3.jpg  Pez telescopio 330px Peztelescopio3

El pez telescopio es de la familia de los carácidos (Carassius Auratus) existe una peculiar variedad de ojos modificados denominada como telescopios o Demekin.

Origen

El pez telescopio surgió en China a comienzos del siglo XVIII.

Características

El pez telescopio con los ojos simétricos es el que mejor está valorado. El cuerpo debe ser corto y redondeado, con líneas suaves y de unos 5,5 cm como mínimo. Mayoritariamente presentan doble juego en todas sus aletas, exceptuando la dorsal y las pectorales, destacando por su tamaño una doble aleta caudal de puntas redondeadas. La aleta caudal debe estar bien dividida. Los ejemplares de gran calidad tienen coloración intensa que se extiende hasta las aletas.

Se consiguen en una gran variedad de colores ya que fue sometido a una cría en cautividad muy desarrollada. Además de las variedades monocromáticas, con gran variedad en cuanto a su intensidad, de naranja, sin duda la más común, negro, rojo, amarillo o blanco, la más rara, podemos encontrar animales bicolores entre la que destaca la coloración denominada panda con ojos y aletas de color negro y cuerpo blanco. Variedades bicolores rojo-blanco, rojo-negro y amarillo-negro son también bastante comunes pero más difíciles de encontrar sobre todo las dos últimas. Por último hay que nombrar las variedades multicolor entre las que destaca la denominada calico.

Una de las particularidades más famosas del pez telescopio es su escasa vitalidad, debido por un lado a su escasa capacidad natatoria y por otro a sus limitaciones visuales que parecen agudizarse con el paso de los años. Muchos especialistas explican que a partir de los dos o tres años de mantenimiento comienzan a padecer problemas degenerativos en la vista lo que llega incluso a producir ceguera en muchos casos.

Longevidad: 5 – 10 años.

Alimentación

Telescopio.jpg  Pez telescopio TelescopioAl igual que sus parientes carasios, el pez telescopio es omnívoro por lo que su alimentación es sencilla. Hay que ofrecerles una dieta rica y variada, lo que será suficiente para eliminar problemas de salud y problemas en el aparato digestivo que podrían desembocar en graves alteraciones en la vejiga natatoria a la que son proclives. Además se aconsejan pequeñas tomas pero en mayor número con lo que reduciremos en mayor medida dicha posibilidad.

Reproducción

Cuando se observe que los machos persiguen a las hembras, se debe aislar el casal o una hembra y dos o tres machos. Los huevos, bien visibles, quedan enganchados en las plantas y terminada la puesta, se extraen los alevines, dejándolos en recipientes sin fondo arenoso ni plantas, bien filtrados y aireados. Los pequeños se alimentarán con pequeñas dafnias, alimento seco y artemia salina.

La pecera del pez telescopio

El pez telescopio necesita acuarios a partir de los 70 litros para el mantenimiento de tres animales. Las urnas redondas no son una alternativa ya que comprometen seriamente el intercambio gaseoso, y debido a la cuidada cría a la que son sometidos los telescopios han dejado de ser especies para mantener en estanques (a excepción de la variedad conocida como moro negro) porque son incapaces de tolerar bien temperaturas bajas. Los telescopios son una especie bastante sensible a los cambios bruscos en los parámetros acuáticos.

La filtración instalada no debe crear turbulencias que provoque a los telescopio dificultades para desplazarse, ya que la forma redonda del cuerpo le ofrece moderadas capacidades para la natación.

Es recomendable la plantación de plantas naturales que soporten las temperaturas moderadas de la instalación y que nos ayuden a controlar los compuestos nitrogenados como Cabomba, Elodea o Mriophyllum. Pero atención, debido a los prominentes ojos de la especie hay que descartar todo objeto decorativo que presente aristas o puntas con las que puedan dañarse los animales.

  • Temperatura: 18º-23ºC
  • Ph: 7-7,5
  • Gh: 10º
Peztelescopio.jpg  Pez telescopio Peztelescopio

Curiosidades

La característica más distintiva del pez telescopio son los ojos, los cuales sobresalen de la cabeza, proyectados hacia fuera, dándoles una apariencia muy singular. Un dato curioso es que el nombre de telescopio no parece ser el más apropiado, ya que la visión de estos peces es limitada.

El pez telescopio logra vivir entre 5 y 10 años. Estos peces poseen ojos muy delicados, lo que vuelve vulnerables a estos peces a diversas enfermedades, entre las que se encuentra el fungus/hongos. Al igual que el celestial y el ojos de burbuja, este pez se encuentra en desventaja cuando se le alimenta junto a otros peces. Habrá que soltarle el alimento a una distancia corta, para que no le pase desapercibida.

Bibliografía

http://www.vivapets.es/raza/telescopio/111

http://www.elgoldfish.com/telescopio.html