1
Total
Truchacomun.jpg Trucha común  Trucha común  Truchacomun

La trucha común (del latín salmo trutta) es un pez de la familia de los salmónidos. Las truchas se encuentran normalmente en aguas frías y limpias de ríos y lagos, distribuidas a lo largo de Norteamérica, el norte de Asia y Europa.

Características

Es difícil establecer un tipo único de trucha, a causa de los cruzamientos y de la influencia que la alimentación tiene sobre la piel. Su cuerpo es esbelto y ágil, con una cabeza robusta y más bien tosca que ocupa aproximadamente la quinta parte del cuerpo; la boca es ancha y dentada y la cola homocerca, con el borde posterior recto. Tiene de 110 a 125 escamas a lo largo de la línea media del cuerpo, teniendo todas las especies de trucha una pequeña aleta adiposa en el lomo, cerca de la cola. La coloración varía a menudo según el ambiente; acostumbra a tener pintas rojas en el costado (dependiendo de si el agua tiene más hierro o más cal, las pintas serán más rojas o más negras). La hembra tiene dos orificios anales, mientras que el macho solo tiene uno. En los torrentes de alta montaña y en ciertos lagos de altitud elevada, la longitud de la trucha es de unos 25 centímetros, pero puede llegar a los 70-90 centímetros en los ríos de montaña y del llano, con pesos que oscilan entre los 400 gramos y los 6-7 kilogramos. La cantidad y la calidad de alimento del lugar donde evolucionan, así como el tamaño del espacio físico donde habitan, tienen una marcada influencia sobre el desarrollo de la trucha; pudiendo desarrollar velocidades de natación de unos 35 km hora.

Alimentación

Se trata de un animal típicamente carnívoro y depredador, que se nutre de todo cuanto el ambiente le ofrece: insectos, huevos, larvas, pececillos e, incluso, truchas más pequeñas. Come lo mismo en el fondo que en la superficie, según las horas del día y el tipo de alimento que tiene a disposición. Cuando es joven, le gusta cazar insectos apenas estos caen al agua, o al vuelo, saltando sobre la superficie. Cuando el medio en que habita esta poblado de crustáceos, se nutre, además, de estos y entonces su carne se vuelve rosada y muy fina; en este caso se dice que la trucha es salmonada. También los gusanos, y con ellos toda la fauna que acompaña el curso de los torrentes y de los ríos, constituyen un bocado muy apetitoso para la trucha.

Hábitat

Tienen predilección por las aguas de los ríos y torrentes de montaña cuyas aguas son frías y batidas. Nace en las zonas altas de los ríos, donde el agua es limpia y oxigenada. Necesita entre 6 y 8 centímetros cúbicos de oxigeno por litro de agua, para cumplir sus exigencias respiratorias de ahí su preferencia por las aguas de mucha corriente, cuya remoción constante produce una mayor oxigenación. Con la madurez, va bajando el río para aposentarse y proteger su zona de caza. Al ser muy territorial, ataca a cualquier intruso o incluso a miembros de su misma especie a la hora de defender su territorio.

Adaptación al medio

Para adaptarse a las corrientes de los ríos la trucha se mantiene siempre en movimiento, igualando la velocidad del agua. De este modo parecen permanecer inmóviles, manteniendo de todas formas holgada fuerza para avanzar rápidamente cuando sea necesario. Además, gracias a su forma hidrodinámica presenta una mayor facilidad para mantenerse en un lugar y no ser arrastrada por la corriente.