Cardenal.jpg  Cardenal 325px Cardenal

El Cardenal, también conocido como el ave roja, se caracteriza por tener una distintiva cresta y el pecho de una brillante coloración roja (aunque también puede ser de color amarillo). Los cardenales recibieron este nombre porque los primeros ejemplares encontrados presentaban el plumaje rojo (cardenal de Virginia), el color de las ropas utilizadas por los cardenales religiosos. Este pajarito de nombre científico Cardinalis cardinalis, es el símbolo del Estado norte-americano de Virginia y de seis otros Estados, además de ser también un símbolo en otros países como el México y la Guatemala.

Características

El Cardenal puede ser encontrado en los jardines de América del Norte, en México y Belice. Habita en zonas áridas y semiáridas, en mezquitales y selva baja. Cardenal es el nombre común que reciben varias especies de aves de tamaño pequeño a mediano que se encuentran en todo el continente americano.

Los Cardenal miden entre 20 y 23 cm y pesan de 42 a 48 gr. Se caracterizan por tener un penacho y el pecho de color rojo, aunque también puede ser de color amarillo. Tienen un poderoso pico de forma cónica que está bien adaptado a su dieta de semillas. La especie presenta dimorfismo sexual (en casi todas las variantes): el macho tiene el pico rojo; la cresta puntiaguda y las patas gris, es rojo brillante, pero más opaco en las partes superiores.

Se conocen el Cardenal de penacho rojo, el Cardenal amarillo, el Cardenal norteño y el Cardenal papa.

Cardenal de penacho rojo: esta especie, que tiene de 17 a 18 cm de tamaño, puede ser encontrada en la zona septentrional de América del Sur, más específicamente en Bolivia, Uruguay, Paraguay e Argentina. Así como los Cardenal papa, macho y hembra no presentan muchas diferencias.

Cardenal amarillo: está presente en la región Nordeste de la Argentina, en Brasil y en Uruguay. Son aves que miden de 18 a 20 cm, aproximadamente, y que tienen como principal característica la tranquilidad con que conviven con su amo. Este macho tiene un canto bastante agradable. La diferenciación entre machos y hembras puede ser determinada a través de la coloración, ya que la hembra presenta menos colores y manchas más discretas en la cabeza, y los machos presentan manchas amarillas abajo del pico.

Cardenal norteño: esta distribuido desde América Central hasta el Canadá, y estos ejemplares miden entre 18 y 20 cm, aproximadamente. Los machos poseen un color rojo más brillante y las hembras son de color más marrón.

Cardenal papa: vive en la zona Nordeste de Brasil, y puede tener de 16 a 18 cm. En esta especia es más complicado distinguir los machos de las hembras.

Cardenal2.jpg  Cardenal 280px Cardenal2

Comportamiento

Los Cardenal son aves muy tranquilas y sociables, que conviven bien con otras aves, excepto en la época de la gestación cuando se vuelven más nerviosas y deben ser apartadas de otros pájaros. Les gustan los ambientes espaciosos.

Este pájaro es reconocible por su canto fuerte y claro, que puede animar cualquier casa. Llegando la primavera se puede escuchar su cantinela en forma de gorjeos o silbidos, similar a los sonidos que emite una flauta. Las hembras Cardenal también cantan, hecho prácticamente inusual en pájaros cantores norteños.

Estas aves pueden ser vistas a menudo en grandes bandadas, y fueron alguna vez muy populares como mascotas, pero en la actualidad están calificadas como especie en potencial riesgo de extinción y están protegidas por leyes de conservación.

Alimentación

La dieta del Cardenal consiste de semillas, frutas, flores y bayas, ocasionalmente insectos y otros invertebrados. Como no existe un preparado especial para estos pájaros, el propio dueño puede prepararles una mezcla. Se puede misturar dos partes de alimento para periquitos y una parte de alimento para canarios. A esta mezcla se debe añadir alimentos verdes, frutas, panizo o insectos. Durante la cría hay que administrar yema de huevo para que los hijitos crezcan más sanos.

Reproducción

Las hembras y los polluelos son pardoamarillentos, con toques de rojo en la cresta, alas, cola y pecho.

Los cardenales no migran. Tienen un canto estrepitoso, que también producen las hembras, lo cual es inusual en pájaros cantores norteños. Se les puede escuchar en los primeros días soleados del final del invierno. Los nidos son voluminosos y pesados, los construyen con ramitas, raicillas y tiras de cortezas y los revisten por dentro con hierba y otros materiales más finos.

Cuidados

Los Cardenal suelen ser muy selectivos relativo a su pareja. Así, una buena crianza pasa por elegir a una buena pareja de cardenales. La puesta es de tres a cinco huevos, que presentan un color azul-verde con manchas negras. El periodo de incubación de los huevos dura de once a doce días. Las crías necesitan cuidados frecuentes de sus padres y son alimentadas por su padre con insectos vivos. Su plumaje crece durante los primeros ocho después de nacidos. Los Cardenal construyen su nido con fibras de coco y ramas secas, encima de un arbusto.

En cautividad

No se recomienda criar a los cardenales en una jaula o pajarera cerrada. Estas aves necesitan un lugar amplio, con mucho espacio para sus movimientos y con la presencia de elementos vegetales. Aunque no es necesario un calentamiento especial, el alojamiento debe estar protegido de las corrientes, sobretodo en invierno. Puede ser conveniente cubrir el suelo del alojamiento con arena ya que a estas aves les gusta excavar el suelo para buscar pequeños insectos.

Bibliografía

http://www.vivapets.es/raza/cardenal/94

http://es.encarta.msn.com/encyclopedia_761553596/Cardenal_(ave).html