Diamantemanda.jpg Diamante Mandarín Diamante Mandarín 320px Diamantemanda

El Diamante Mandarín es un ave de pico más corto que su pariente Gould, también posee una belleza fantástica. Existen 8 colores básicos y más 400 colores diferentes, resultado de mutaciones a lo largo de los años. El Diamante mandarín se hizo muy popular en todo el mundo por la variedad de dibujos que su pelaje presenta. Estas aves son naturales de Australia, donde viven en grandes bandadas que pueden reunir a doscientos ejemplares. El Diamante mandarín (Taeniopygia guttata) es un ave reconocido por su plumaje de suave color crema y pico y patas de fuerte color rojizo.

Historia de Diamante Mandarín

El diamante mandarín se introdujo en la avicultura alrededor del año 1860, casi al mismo tiempo que el periquito barrado. El que se haya criado durante tantos años ha dado lugar a que aparezcan y se estabilicen múltiples mutaciones de color. La primera mutación, el Blanco apareció en 1927 en Australia. Desde entonces su número ha aumentado espectacularmente. Incluso existe una especie de mandarín, en inglés llamado halfsider, que es mitad macho mitad hembra y es una mutación infértil.

Características

Mandarindia.jpg Diamante Mandarín Diamante Mandarín Mandarindia

Las mutaciones actualmente reconocidas son: Plateado, Espalda Clara, Bruno, Crema, Isabel, Masque, Blanco, Pío, de Pico Amarillo, Pingüino, de Flancos Rojos, de Pecho Negro, de Pecho Rojo, Mejillas de Plomo, Máscara Negra y Albino. Hay dos sub-especies de Diamante mandarín: Taeniopygia guttata guttata, de tamaño más pequeño, que habita desde Indonesia hasta las costas australianas; y Taeniopygia gutatta castanotis, que se encuentra en Australia continental y es de tamaño más grande.

Esta pequeña ave presenta unos doce centímetros de altura. Se caracteriza por su grueso pico, bastante corto y fuerte y de un llamativo color rojo. El plumaje es básicamente gris azulado, con unas características líneas negras en la cola y en las alas. Las plumas del pecho son de color blanco. Presenta unas características zonas blancas a ambos lados del pico y unas delgadas líneas negras verticales.

Tienen clara su diformidad sexual, así que no es difícil obtener una pareja auténtica. En su forma silvestre el macho tiene una coloración gris parduzca. El vientre es más claro con plumas marrones con puntitos blancos y en el pecho tiene pequeñas estrías blancas y negras, de ahí que también se les denomine Zebras. La cola es negra con puntos blancos en las mejillas que tienen una gran mancha anaranjada. El pico es rojo y las patas son anaranjadas. La hembra tiene el manto completamente gris, sin manchas ni puntitos y no tiene esos coloretes tan característicos de los machos. Además el pico es naranja y las patas son de una tonalidad más pálida.

Carácter o temperamento

Muy alegre, activo y muy agradecido. El Diamante mandarín es un pájaro extremadamente social, tanto que no puede vivir mucho tiempo en soledad, por que se moriría de pena, necesita estar en continua convivencia con otros mandarines. Así, se aconseja a adquirir dos mandarines, o dos hembras o una pareja, ya que dos machos estarían en continua pelea.

Es un pajarito simpático y divertido, de muy fácil crianza en un ambiente domestico. Sin embargo, los diamantes mandarines son aves desconfiadas y no nos dejaran acercarnos a ellos tanto como otras. Necesita hacer ejercicio volando, no tan solo yendo de palo en palo, por eso es conveniente alojarles en un lugar no muy estrecho, cuanto mas grande mejor. La falta de ejercicio puede producir en la hembra retención de huevos, es decir el huevo no podrá pasar por el ovioducto, esto es peligroso, sobre todo si no nos damos cuenta. Si observamos a la hembra embolada (hecha una bolita), con los ojos semi cerrados y con respiración acelerada, puede que uno de los motivos sea la retención de un huevo.

Alimentación

El Diamante mandarín se alimenta de semillas, principalmente mijo y alpiste, una mezcla que es suficiente para su supervivencia. Para variar un poco se les puede ofrecer panizo en rama que les encanta y paniset. Su alimentación se puede completar con frutas y verduras frescas. Las frutas más apropiadas son naranjas, manzanas, peras (ricas en yodo) y hortalizas como la zanahoria, que pueden cortarse para hacer una especie de ensalada que regaremos con miel. Les encanta la lechuga y espinacas una vez a la semana les ira bien. Es importante saber que estas aves se acostumbran a comer los distintos tipos de semillas cuando son pollos. Si la dieta del pollo no fue variada, tendremos un ave mala comedora, que sólo aceptara unos pocos o incluso un único tipo de semilla.

En la época de la cría o la muda, es importante que los pollos en crecimiento dispongan de una fuente de proteínas, como el lino, la colza, el cáñamo y la nigeriana. Nuestras aves agradecerán que de vez en cuando les demos algún insecto o lombriz, y el suministro de estas presas es especialmente importante durante la cría. Puede dárseles también alimentos como queso o yema de huevo en forma de pasta y pan remojado en leche. En cuanto a la bebida hay que cambiársela todos los días, el pájaro deberá tener agua fresca a su disposición siempre que lo desee.

Cuidados

Deberemos proveerles de un recipiente con agua para que realicen su baño diario, algo fundamental en todas las especies de pájaros. Es mejor evitar los baños nocturnos, por lo que sacaremos el recipiente de la jaula cada noche. Y hay que limpiar el agua de la bañera ya que los Diamante suelen beber de ella.

Estos pájaros son muy precoces, y pueden criar ya a la edad de tres meses, aunque en cautividad no se recomienda cruzarlos hasta los nueve. Son igualmente muy prolíficos, pudiendo efectuar un gran número de puestas al año (el récord en cautividad esta en 19 puestas de modo sucesivo) aunque no es recomendable permitirles que lleven a cabo más de tres puestas anuales.

El número de huevos oscila entre 2 y 8, uno por día, siendo lo normal 5. Sus dimensiones medias suelen ser de 15 mm. y son de color blanquecino. Tanto el macho como la hembra participan en la elaboración del nido, aunque en algunos casos el primero puede limitarse a acarrear materiales. Fabrican el nido con briznas de hierba, con un recubrimiento interno más suave de plumas, pelos, o briznas. A veces pueden construir una especie de cúpula. En su hábitat se caracterizan por aprovechar cualquier lugar para anidar (incluso el suelo) y han mantenido esta costumbre; aprovechan cualquier recipiente, incluso bebederos o comederos.

La incubación comienza desde la puesta del 4º huevo y se prolonga durante 12 a 16 días. Los pollos permanecen en el nido durante 3 semanas tras las cuales salen de él pero vuelven a dormir y siguen siendo alimentados por los padres. Tras diez días se produce la emancipación.

Jaula del Diamante Mandarín

Este pájaro se siente tan feliz en una jaula como en una pajarera. Es un ave que se adapta bien a su hogar si es lo suficientemente espacioso. Se recomienda una jaula tipo cajón (jaula de criador), de unos 90 cm de largo por 45 de ancho y 45 de profundidad, para permitir que las aves realicen el suficiente ejercicio como para mantenerse sanas. Las jaulas tipo cajón son preferibles porque tienen todos sus lados protegidos menos el frontal, lo que da mayor seguridad al ave y además reduce el riesgo de que esta se vea sometida a corrientes.

La jaula debe de contar con tres perchas situada a la mitad de la altura de la jaula, una en el centro y las otras a los extremos. Como siempre es preferible que las perchas tengan un grosor variable para que el pájaro ejercite las patas. El número de bebederos y comederos tendrá que ser suficiente para que no haya peleas, aunque debido al carácter gregario de estas aves esto es infrecuente, y suele bastar con uno de cada. No hay que olvidar disponer un recipiente con cascajo, que es esencial para que las aves puedan triturar en sus mollejas las semillas de las que se alimentan. El suelo puede recubrirse con papel o una mezcla de arena y arena absorbente para gatos.

Podemos adornar la jaula con plantas en macetas (cuidado, que no sean venenosas) porque estas aves suelen respetar las plantas que coloquemos. Es recomendable que durante la noche las aves cuenten con una luz de baja intensidad que les proporcione la suficiente claridad como para que si se bajan de la percha o se asustan, vean hacia donde vuelan y no se produzcan accidentes desagradables. Es recomendable que la jaula cuente con una bandeja deslizante en el suelo para facilitar la limpieza.

Enfermedades

COCCIDIOSIS

La famosa “seca” del canario, es sin duda una de las enfermedades más complicadas de tratar por parte del criador. Aprende todo lo necesario para evitarla en la medida de lo posible..

ENFERMEDADES CAUSADAS POR LOS INSECTOS

Muchas de las enfermedades que tienen nuestros pájaros vienen asociadas a los insectos, y en concreto a los ácaros. José Ramón Menéndez nos explica en profundidad los tipos, síntomas y soluciones a este problema tan común en las aves.

TRICOMONIASIS

Es sin duda, una de las enfermedades más complicadas de detectar. Consulta sus síntomas, posibles soluciones, etc.

LOS VERMES PLANOS Y REDONDOS

José Ramón Menéndez nos acerca a estos grandes desconocidos de nuestros aviarios. Descubre sus efectos y como tratarlos.

Mandarin2.png Diamante Mandarín Diamante Mandarín Mandarin2

Bibliografía

http://www.vivapets.es/raza/diamante_mandarin/97

http://www.diamantemandarin.org/Caracteristicas/index.htm

Animales parecidos

Avefría europea
Avestruz
Azulito de senegal
Bichenov
Búho
Buitre
Canario
Cardenal
Colibrí
Cóndor
Diamante de Gould
Diamante Papagayo
Flamenco
Garza
Gaviota
Golondrina común
Gorrión común
Gorrión de Java
Guajolote
Hornero
Ibis
Isabela del Japón
Jabirú
Kiwi
Lechuza
Marabú
Martineta
Ñandú
Paloma
Pelícano
Perdiz
Petirrojo
Pingüino
Piquituerto
Quetzal
Ruiseñor
Tucán
Urogallo
Urraca
Zopilote
Cacatúa de Penacho Amarillo
Cuervo
Estornino
Halcón peregrino
Ibis escarlata
Pato
Pavo
Pavo real
Pingüino de Humboldt
Arao
Malvasía cabeciblanca
Pardela cenicienta
Paloma bravía
Paloma torcaz
Paloma zurita
Grajilla
Rabilargo
Avutarda
Carbonero común
Escribano cerillo
Trepador azul
Triguero
Mirlo común
Abubilla
Abejaruco común
Cigüeña blanca
Cigüeña negra
Alcaudón común
Ánade real
Bengalí rojo
Buitre leonado
Buitre negro
Búho real
Calamón común
Cálao de casco
Cernícalo vulgar
Chochín
Cisne mudo
Cisne negro
Colirrojo tizón
Cormorán
Espátula común
Focha común
Gallina
Gallo
Ganso
Garcilla Bueyera
Garza Real
Gaviota reidora
Gaviota Argéntea
Grulla
Jilguero
Martín pescador
Mochuelo común
Miná del Himalaya
Pájaro carpintero
Pardillo común
Pintada común
Pinzón
Polla de agua
Zorzal común