Kiwi1.jpg Kiwi Kiwi 330px Kiwi1

El kiwi es una de las aves más famosas de Nueva Zelanda. El kiwi forma parte del conjunto de aves no voladoras pequeñas, aproximadamente del tamaño de una gallina y gracias a su peculiar forma y características morfológicas, se ha convertido en un ave bien conocida por sus rarezas.

Historia

Antes de la llegada de los humanos alrededor del año 1300, en Nueva Zelanda los únicos mamíferos que había eran murciélagos, y los nichos ecológicos que en otras partes del mundo eran animales tan diversas como caballos, lobos y ratones fueron utilizados por pájaros (y en menor proporción por ciertas especies de Reptiles). La denominación kiwi es maorí, idioma del pueblo homónimo de linaje malayopolinesio que colonizó Nueva Zelanda antes de la llegada de los europeos.

Características

Las hembras miden aproximadamente 40 cm y pesan cerca de 2,8 kg, mientras que los machos pesan cerca de 2,2 kg.

Tienen una vida media de 10 a 15 años.

Su plumaje es rojo y marrón que le ayuda a camuflarse entre la vegetación.

Los kiwis en general son criaturas tímidas y nocturnas con un sentido del olfato muy desarrollado debido a la existencia de verdaderos bigotes en torno al pico que son órganos olfativos muy efectivos. Tambiés se caracterizan por ser las únicas aves que tienen las fosas nasales en la punta de su largo pico.

Al estar adaptado a la vida terrestre no tiene quilla en el esternón para anclar los músculos de las alas, y sus alas son tan pequeñas que son invisibles bajo su plumaje que carece de rémiges y timoneras (estos son dos tipos de plumas de las alas).

Sus plumas tampoco llegan a ser verdaderas plumas, y tienen un aspecto de suaves cerdas características del kiwi.

El kiwi cuenta con huesos con médula, ya que no necesitan que sean ahuecados para ser más ligeros como ocurre en las aves que vuelan.

Distribución

Sus poblaciones están actualmente aisladas y fragmentadas. Estas aves sin embargo son comunes a nivel local en Northland, y es escaso en la Península de Coromandel, Bahía de Plenty, Gisborne al norte de Ruahine Range, y Parque Nacional de Tongariro y monte Taranaki. Hay poblaciones estables en la isla Gran Barrera (1000 aves) y en Kawau y Pounui. Hay híbridos en la isla Kapiti.

Hábitat

El kiwi prefiere las zonas subtropicales y bosques templados de vegetación densa, aunque se le puede encontrar en zonas de matorral, zonas repobladas con árboles, plantaciones de pinos y pastizales.

Kiwi-large.jpg Kiwi Kiwi Kiwi large

Reproducción

Las parejas de kiwis son monógamas y son la misma toda la vida.

El macho kiwi es quien se encarga de empollar los huevos, y esto dura alrededor de diez semanas en nidos subterráneos semejantes a madrigueras. Las crías son nidífugas ya que abandonan el nido a la semana de nacer, y por lo tanto los padres no los tienen casi que alimentar. Sus huevos son los más grandes en relación a las proporciones del animal adulto, aproximadamente tienen el peso correspondiente al 15 % del de las hembras, y el record está en un huevo de medio kilo.

La hembra generalmente pone dos huevos que pone de dos a tres veces por año, y que salen del nido a la semana de edad.

Los nidos los van rotando en su territorio ocupando cada vez distintas cuevas o madrigueras, que protegen fuertemente.

Ocupan desde áreas pequeñas de aproximadamente 1,6 hectáreas en el caso de la isla Kapiti hasta de casi 100 hectáreas en otras zonas.

Utilizan su buen olfato para encontrar el alimento, prefiriendo alimentarse de lombrices; además se alimenta insectos, escarabajos, arañas, caracoles, hormigas, cucarachas… y también de ranas, cangrejos de agua dulce, bayas, semillas…

El kiwi tiene la temperatura de la sangre mas parecida a la de los mamíferos, 2º C inferior a la de los otros pájaros. Además, la característica de tener médula ósea en los huesos no la comparten otras aves.

Tienen fuertes patas que incluye el 30% de su masa corporal, por lo que también es un gran corredor. Además, se le ha visto nadar.

Predadores

Los principales predadores del Kiwi son pájaros, como águilas y falcones, pero el Kiwi desarrolló extrema habilidad en protegerse en la mata cerrada, inclusive el hecho de vivir de noche, disminuye las oportunidades de ser vistos por otros animales. Con el inicio de la colonización, florestas fueron tumbadas, y por eso la fragilidad del Kiwi a ataques por predadores aumentó, casi llevándolo a la extinción. Kiwis no se defienden con el pico, pero sí con las patas, que son afiadíssimas. El pico es usado para cogerse en una rama, mientras desfecha un potente coz contra el adversario. Kiwis son super agresivos, y no se puede coger uno en la mano sin que se sufra cortes profundos, además de bicadas. En la mata, un Kiwi protege tanto su territorio que es capaz de salir atrás de un humano, y la potencia de la embestida impresiona cualquier uno. Él viene como una locomotora, emitiendo sonidos como gritos.

Medidas de protección de la especie

Kiwi23.jpg Kiwi Kiwi Kiwi23

Actuales:

Tienen completa protección legal desde 1896 y cuentan con grandes extensiones de bosque en parques y reservas.

El monitoreo es intensivo y está coordinado a nivel nacional; usa entre otros el método del radio seguimiento.

Las poblaciones clave tienen proyectos de gestión, y se controlan los depredadores, además de cogerlos huevos e incubarlos en incubadoras para más adelante soltar a los subadultos cuando sean lo suficientemente grandes como para defenderse de los depredadores; esto se hace para que no se coman los huevos y asegurarse de que una mayor proporción de pollos llegan a la edad adulta.

Se intenta evitar la captura accidental en trampas.

Existen ejemplares en cautivida que podrían asegurar la reintroducción en caso necesario.

Medidas propuestas:

Clarificar la taxonomía de la población de Okarito, para asegurarse de si es la misma especie o una especie distinta a la de A. mantelli. En el caso de ser la misma especie las medidas serían las siguientes:

Evaluar la posible traslocación de pájaros de Okarito.

Gestionar la población de Okarito.

Considerar la posibilidad de establecer una nueva población de pájaros Okarito en el Bosque del Norte de Okarito.

Amenazas para la especie

El 94 % de los pollos mueren antes de llegar a ser maduros sexualmente. Aproximadamente la mitad mueren por depredadores, particularmente el armiño (Mustela erminea) y los gatos. Existe un caso en el que un solo perro acabó con 500 de estos kiwis en seis semanasen la Isla Norte ( hay que tener en cuenta que los Perros no son depredadores naturales del kiwi y no está adaptado para sobrevivir ante un animal mucho más ágil y grande).

La fragmentación de su hábitat produce una constante amenaza por que cada vez sus poblaciones son más pequeñas e insostenibles.

Bibliografía

http://www.portaloceania.com/nz-diverses-fauna-esp.htm

http://www.animalesextincion.es/articulo.php?id_noticia=147

Animales parecidos

Avefría europea
Avestruz
Azulito de senegal
Bichenov
Búho
Buitre
Canario
Cardenal
Colibrí
Cóndor
Diamante Mandarín
Diamante de Gould
Diamante Papagayo
Flamenco
Garza
Gaviota
Golondrina común
Gorrión común
Gorrión de Java
Guajolote
Hornero
Ibis
Isabela del Japón
Jabirú
Lechuza
Marabú
Martineta
Ñandú
Paloma
Pelícano
Perdiz
Petirrojo
Pingüino
Piquituerto
Quetzal
Ruiseñor
Tucán
Urogallo
Urraca
Zopilote
Cacatúa de Penacho Amarillo
Cuervo
Estornino
Halcón peregrino
Ibis escarlata
Pato
Pavo
Pavo real
Pingüino de Humboldt
Arao
Malvasía cabeciblanca
Pardela cenicienta
Paloma bravía
Paloma torcaz
Paloma zurita
Grajilla
Rabilargo
Avutarda
Carbonero común
Escribano cerillo
Trepador azul
Triguero
Mirlo común
Abubilla
Abejaruco común
Cigüeña blanca
Cigüeña negra
Alcaudón común
Ánade real
Bengalí rojo
Buitre leonado
Buitre negro
Búho real
Calamón común
Cálao de casco
Cernícalo vulgar
Chochín
Cisne mudo
Cisne negro
Colirrojo tizón
Cormorán
Espátula común
Focha común
Gallina
Gallo
Ganso
Garcilla Bueyera
Garza Real
Gaviota reidora
Gaviota Argéntea
Grulla
Jilguero
Martín pescador
Mochuelo común
Miná del Himalaya
Pájaro carpintero
Pardillo común
Pintada común
Pinzón
Polla de agua
Zorzal común