Yacogris.jpg Loro gris Loro gris 330px Yacogris

Uno de los mejores imitadores de la voz humana es, sin duda, el loro gris africano, o como también se denomina en inglés, african grey. A partir del año de edad, estos loros de gran tamaño y expresión simpática, parlotean sin parar. Primero repitiendo algunos sonidos, luego reproduciendo frases enteras. Un aprendizaje paciente y concienzudo hará de estas bellas aves animales de compañía fieles y agradecidos.

Características

Tradicional papagayo de cola corta que puede medir hasta 35 cm de longitud y que ostenta el cetro entre los ‘loros habladores’. Tiene cabeza grande, poderosa, con pico oscuro, casi negro, potente, de mandíbula superior prominente, curvada, de mayor longitud que la inferior y terminado en punta cortante afilada. El cuerpo, compacto y recortado, tiene aspecto rechoncho.

Las patas, escamosas y súlidas, son típicas de las psitaceas. La cola, corta, tiene color rojo azafranado o rojo vivo, según las diferentes razas, ofreciendo el único toque de color en un plumaje gris plateado en garganta, vientre y flancos, que se oscurece en dorso y alas. No existe dimorfismo sexual y las variaciones de tamaño o de tonalidad son específicas de las distintas formas o razas autóctonas.

Es una especie tradicionalmente longeva, a la que se han atribuido cifras de ochenta y ochenta y cinco años, quizá excesivas, pero que puede alcanzar con cierta facilidad una edad superior a cuarenta o cuarenta y cinco años.

Alimentación

Los loros comen vegetales, así que deben estar presentes en su alimentación las frutas, las hortalizas y semillas fundamentalmente. La nutrición del gris africano es muy importante. De hecho, las carencias alimenticias suelen quedar demostradas con la caída de plumas. Por eso, si tenemos dudas, el veterinario nos podrá ayudar a detectar las necesidades de nuestro loro y qué alimentos incluir en su dieta. Normalmente, la carencia de vitamina A se puede suplir con zanahorias, aunque éstas deben cocerse levemente para que les sea más sencillo hacer la digestión.

La verdura fresca, de hoja verde, y sin cocer, es fundamental para la dieta de los loros (las espinacas tendrán que administrarse con cuidado, ya que dificultan la absorción de calcio). La lechuga, las acelgas, el repollo, las coles, el perejil o la lombarda son algunas de las verduras que harán las delicias de nuestro animal de compañía. También podemos acompañarlas con otros vegetales como maíz fresco, pimiento o frutas (manzana, naranja, fresa, pera…).

Las pipas de girasol o de calabaza deben acompañar también la dieta del african grey. Tienen que suponer como máximo el 10% de su alimentación, ya que son semillas ricas en grasa.

Carácter y comportamiento

Los loros grises africanos son animales dóciles y tranquilos, pero viven en un ambiente artificial, dentro de una jaula. No sabemos cómo han llegado a la tienda de animales, cómo les han tratado, su carácter… por eso muchos de ellos desarrollan inseguridades que pueden desembocar en falta de disciplina y, en algunos casos, en accesos de agresividad.

Para evitar problemas en su conducta, es muy importante darles la importancia que se merecen dentro del hogar, ofrecerle una rutina, unas costumbres, pero no excesivamente rígidas. Estableceremos periodos flexibles a la hora de comer o de jugar, para que el ave no nos exija sus hábitos de manera estricta. El cariño es fundamental para que el loro se sienta integrado. Le divertiremos, le animaremos e intentaremos que su estancia en nuestra casa sea lo más placentera posible.

Otro de los incidentes más comunes son los picotazos. El miedo a los loros puede ser una de las causas, ya que estos animales son capaces de sentirlo y es su modo de intentar someter al ser humano que les teme. Si el african grey nos pica, diremos ‘no’ de manera contundente, con una mirada de indudable desaprobación. La mirada es muy importante, ya que los loros se comunican por contacto visual. Si se sienten humillados, creerán que su medio social les rechaza por su conducta, e intentarán no repetirlo para volver a ser aceptados.

No podemos olvidar que tenemos que recompensar a nuestro loro cuando haga las cosas bien, y reprocharle y castigarle si se comporta de un modo inadecuado. Enseñarle trucos, entretenerlo, intentar que aprenda a subir a la mano o a repetir palabras son maneras sencillas de lograr que el loro olvide su agresividad y que sea consciente de quién es su dueño dentro del nuevo medio en el que vive.

Distribución

Viven libres en Africa Central y Occidental, ocupando nichos arbóreos tan dispares como los aledaños a praderas herbáceas o los correspondientes a zonas de selva cerrada.

En cautividad

Reproducción

Aislado el casal, se le aparta en una jaula de cría con cajas-nido en madera, troncos o viejos barriles adaptados. La puesta es incubada durante un mes y los pájaros jóvenes abandonan el nido a los dos meses y medio de edad.

Enfermedades y cuidados

Enfriamientos e intoxicaciones alimenticias por ingestión de sustancias que pueden envenenarles, así como las exoparasitosis de ácaros y piojillos parecen las afecciones más comunes en estos papagayos.

Este tipo de aves disfrutan mucho con el agua. Ponerlos en un pequeño barreño o en una olla con agua es alegrarles el día: jugarán, chapotearán y, además, quedarán muy limpios. Podemos bañarlos una o dos veces a la semana. La jaula también tendrá que estar impecable, así que tendremos que limpiarla con asiduidad.

Uno de los problemas más frecuentes en este tipo de aves es la caída de las plumas. Normalmente las causas se deben a la alimentación, a cambios bruscos (de temperatura, humedad) o accidentes. Un veterinario nos dará las claves para mejorar su dieta. Si el problema es de humedad (uno de los factores más importantes en la caída de las plumas), bañaremos al loro con un vaporizador y le pondremos en la zona de la casa donde la humedad sea más idónea.

Jaula y alojamiento en cautividad

Muy diferente en función del tipo de mantenimiento que deseamos aplicar, habrá en principio de plantearse si queremos un papagayo de compañía o si deseamos criar una especie de la que podamos observar sus hábitos y lograr su reproducción. Siempre es preferible adquirir ejemplares pequeños, muy jóvenes, que son alojados en una jaula especial de reducido tamaño, 40 x 40 cm de base por 50 cm de altura, con un solo posadero, en la que se irá habituando el animalito a la nueva casa. De forma progresiva, se dejara que el pájaro pueda abandonar la jaula durante algunos minutos diarios hasta que se le pase a la percha especial, en la que puede fijarse mediante una cadena que enganche a una anilla de la pata.

Una jaula de cría o habitación pajarera, apta para una pareja, tendrá una longitud mínima de dos metros por un metro de anchura y metro y medio de altura, en la que se fijarán grandes cajas nido de madera.

Lorogris.jpg Loro gris Loro gris 450px Lorogris

Bibliografía

http://www.rednaturaleza.com/Loro-Gris-O-Yaco-Africano-dts71.htm

http://www.mascotasyhogar.com/mascotas/aves/?pagina=mascotas_aves_013_013#

 

Foro de Aves Exóticas – Preguntas y respuestas

This forum contains 113 topics and 428 replies, and was last updated by  iphscvbdvx 2 years, 4 months ago.

Viewing 10 topics - 1 through 10 (of 106 total)
Viewing 10 topics - 1 through 10 (of 106 total)

You must be logged in to create new topics.

Animales parecidos