10
Total
Paloma1.jpg Paloma Paloma 300px Paloma1

La paloma es uno de los animales más comunes en nuestras ciudades. A veces no valoramos a la paloma, cuando este animal ha significado mucho para nuestros antepasados.

Características

La paloma tiene un cuerpo y cuello robusto y un pico delgado y corto con ceras carnosas. Los nidos, normalmente débiles, están elaborados con ramitas, y los huevos, normalmente dos, son incubados por ambos sexos. Naturalmente la paloma se alimenta de semillas y frutos, artificialmente es frecuente que el ser humano aporte otros alimentos a las palomas, por ejemplo: migas de pan. Alimentan a sus pichones con una secreción denominada leche del buche que se secreta por células especiales. Ambos sexos producen esta substancia muy nutritiva para alimentar al joven.

Aparte de tener un gran sentido de la orientación, la paloma es una de las aves que más rápido vuela, alcanzando los 56 km/h.1 También caracteriza a las palomas su agudísimo sentido de la vista (por ejemplo la Guardia Costera de los Estados Unidos suele equipar a sus helicópteros de rescate con un par de palomas ubicadas en una pequeña cabina con ventanales la parte inferior delantera de sus helicópteros, las palomas apenas ven (mucho antes que el ser humano) tan sólo la cabeza flotante de un náufrago en alta mar lo advierten con sus rumoreos y dando picotazos, (la cabeza flotante de un náufrago en alta mar es practicamente imposible de visualizar aún en pleno día despejado por los ojos humanos y los dispositivos o “gadgets” adaptados directamente al ser humano), tal prodigio se debe a que las palomas suelen tener una extremada agudeza visual muy superior a la humana. Las palomas jóvenes se denominan pichones y las personas que crían palomas se denominan colombófilos.

Historia de la paloma urbana

Paloma.jpg Paloma Paloma Paloma

La paloma de roca es la especie primogénita de la paloma de campo y de todas las otras palomas domésticas. La pureza genética de la paloma de roca está en grave peligro por los múltiples cruces que se han producido con las palomas domésticas. Los expertos dudan incluso de que exista la paloma de roca pura, debido a que el hombre ha criado palomas durante miles de años.

La paloma de campo está entre la paloma de roca y la paloma doméstica, aunque su escasa domesticación hace que su comportamiento y aspecto se parezcan mucho a la especie original. Desde los tiempos de los romanos hasta el siglo XX las palomas fueron parte integral de la actividad agrícola, sobre todo porque eran animales muy robustos e independientes, que necesitaban de muy poco cuidado y se podían alimentar por su cuenta. El hombre utilizaba los excrementos de la paloma como abono y la carne para alimentarse.

La mayoría de las palomas domésticas que tenemos ahora descienden de las palomas de campo. Las palomas caseras se han mantenido en jaulas y son alimentadas por el criador. Antes esas palomas se mantenían incluso en las ciudades, en los desvanes de las casas. Las palomas de raza se clasificaban por los estándares de belleza fijados por los criadores, mientras que las palomas mensajeras eran seleccionadas por su habilidad y capacidad de volver a casa.

Cuando el hombre decidió domesticar la paloma de roca pura, hace aproximadamente 10.000 años, en la revolución agrícola del neolítico, muchas palomas de campo y domesticas se liberaron del yugo del hombre y se asentaron en las ciudades. Las primeras noticias de palomas callejeras datan de los tiempos de la Alta Mesopotamia. Documentos de la época escritos con sangre hablan de un pájaro callejero conocido por sus excrementos y, sin duda, esta descripción de nuestros antepasados se ajusta mucho a las características de la paloma.

Los romanos también tienen muchas alusiones a las palomas urbanas. Escritores de la vieja Roma comentan en sus escritos cómo las palomas escogían los tejados de las casas para empollar. La isla griega de Tinos es también conocida por sus palomares. En su tiempo las familias poseían una capilla y un palomar como símbolo de estatus. Cada palomar podía acoger aproximadamente 100 parejas. Normalmente la paloma se alimenta de semillas y hierbas malas y sólo empolla 3 o 4 veces al año porque le resulta difícil conseguir el alimento, pero en la ciudad las condiciones cambian. Con la llegada del turismo de masas a Tinos, el volumen de palomas ha aumentado considerablemente.

Para la paloma es mucho más fácil alimentarse en la ciudad que en el medio salvaje. Las palomas urbanas viven de la basura y ya no tienen que rastrear los campos para conseguir, a duras penas, algo de comer. La comida está en la calle, con lo cual el esfuerzo para conseguir el alimento es mínimo.

Las primeras palomas urbanas que llegaron a nuestras ciudades lo hicieron seguramente porque la orografía era la apropiada para empollar. Para entender este proceso hay que situarse en los tiempos de Egipto entre 332 AC y 640 DC. El delta del Nilo es totalmente plano y no tiene peñas, con lo cual es un sitio inhóspito para las palomas, porque no pueden empollar con seguridad. El hombre se las ingenio sin embargo para atraer a las palomas, construyendo unas torres en las planicies. Después de poco tiempo, los altos de las torres estaban llenos de nidos de paloma, ya que los pájaros no tenían otro sitio para encubar.

Los excrementos que caían de las torres se utilizaban como abono en la tierra y los recién nacidos servían de alimento. El excremento de las palomas se utilizaba incluso como aliño para la fruta y las verduras. Para las palomas, la ciudad era lo más parecido a un acantilado. Al principio seguían buscando comida en la naturaleza, pero con el tiempo los animales se adaptaron a buscar comida en la ciudad y dejaron de ir al campo.

La primera paloma urbana llegó a Basilea en el siglo XIX. Su fuente de alimentación eran los restos de los mercados y también las orillas del río Birsig, que por aquel entonces estaban abiertas y era el sitio donde se guardaban las aves y los cerdos. Sin embargo, al principio del siglo XX la población palomar se redujo en toda Europa y también en Basilea. La llegada del asfalto y el motor fue la muerte para las palomas.

Antes las calles no eran de asfalto y lo que se utilizaba era un piso de madera. Entre las ranuras de las tablas las palomas siempre podían encontrar restos de comida, pero con la llegada del asfalto todo cambió. Los servicios de limpieza no dejaban prácticamente restos en las calles y la población palomar sufrió un duro golpe. Pero el asfalto no fue la única causa. Con la llegada del motor, los caballos también desaparecieron de las ciudades y con ellos el pienso, una de las bases de la alimentación de las palomas callejeras.

Paloma3.jpg Paloma Paloma Paloma3

Simbolismo

La simbología de la paloma es, entre las culturas principales, con siginificación (connotación y denotación) positiva o benigna; la paloma es también un animal con significado simbólico. En la Biblia se relata que Noé dejó ir una paloma desde el arca después del Diluvio para intentar encontrar tierra firme y que ésta regresó con una rama de olivo en el pico. Además, en el Nuevo Testamento, el Espíritu Santo desciende desde los cielos con apariencia de paloma sobre Jesucristo en el momento en que éste es bautizado (Génesis 8:11, Isaías 59:11, Mateo 3:16; 10:16; 21:12). La paloma es el símbolo del candor, la sencillez y la inocencia y, especialmente de la correcta paz o la armonía. Estaba consagrada a Venus que la llevaba en la mano y la ataba a su carro según Apuleyo. Eliano añade que algunas veces se transformaba ella misma en paloma por lo que estaba privado a sus sacerdotes el comerlas. Homero cuenta que unas palomas se tomaron el cuidado de alimentar a Júpiter, fábula fundada en la circunstancia de que una misma palabra significa en lengua fenicia sacerdote y paloma. Los habitantes de Ascalonia tenían un gran respeto por estas aves en las que creían transformarse después de la muerte, no atreviéndose a comer ni matar ninguna por el temor de comerse a sus mismos padres y alimentaban con particular cuidado a todas las palomas que nacían en la ciudad. Eran estas aves también tenidas en mucho respeto por los asirios porque creían que el alma de Semirámide, su reina, ascendió al cielo en forma de paloma. Sófocles dice que algunas palomas de la floresta de Dodona anunciaron a Hércules el fin de sus días. Actualmente, la representación de una paloma blanca con una rama de olivo en el pico es un símbolo de paz y pureza en las sociedades occidentales, imagen inmortalizada por Pablo Picasso en su Paloma de la paz.

Palomablanca.jpg Paloma Paloma Palomablanca

Bibliografía

http://www.sncweb.ch/spanisch/biografias/las%20palomas.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Paloma

Animales parecidos

Avefría europea
Avestruz
Azulito de senegal
Bichenov
Búho
Buitre
Canario
Cardenal
Colibrí
Cóndor
Diamante Mandarín
Diamante de Gould
Diamante Papagayo
Flamenco
Garza
Gaviota
Golondrina común
Gorrión común
Gorrión de Java
Guajolote
Hornero
Ibis
Isabela del Japón
Jabirú
Kiwi
Lechuza
Marabú
Martineta
Ñandú
Pelícano
Perdiz
Petirrojo
Pingüino
Piquituerto
Quetzal
Ruiseñor
Tucán
Urogallo
Urraca
Zopilote
Cacatúa de Penacho Amarillo
Cuervo
Estornino
Halcón peregrino
Ibis escarlata
Pato
Pavo
Pavo real
Pingüino de Humboldt
Arao
Malvasía cabeciblanca
Pardela cenicienta
Paloma bravía
Paloma torcaz
Paloma zurita
Grajilla
Rabilargo
Avutarda
Carbonero común
Escribano cerillo
Trepador azul
Triguero
Mirlo común
Abubilla
Abejaruco común
Cigüeña blanca
Cigüeña negra
Alcaudón común
Ánade real
Bengalí rojo
Buitre leonado
Buitre negro
Búho real
Calamón común
Cálao de casco
Cernícalo vulgar
Chochín
Cisne mudo
Cisne negro
Colirrojo tizón
Cormorán
Espátula común
Focha común
Gallina
Gallo
Ganso
Garcilla Bueyera
Garza Real
Gaviota reidora
Gaviota Argéntea
Grulla
Jilguero
Martín pescador
Mochuelo común
Miná del Himalaya
Pájaro carpintero
Pardillo común
Pintada común
Pinzón
Polla de agua
Zorzal común