Urraca.jpg  Urraca 320px Urraca

La urraca es un córvido de tamaño parecido al arrendajo (Garrulus glandarius), pero con la cola más larga. De hecho la longitud de su cola y el contraste del color negro y blanco de su plumaje la hacen difícil de confundir con otras especies. Destacan en su plumaje irisaciones de color verde y azulado que según la incidencia de la luz producen un colorido muy atractivo en el ave. El pico es robusto y de color negro, al igual que el color de sus ojos, lo que los hace difíciles de apreciar, salvo en distancias cortas.

Características

Destaca la urraca por su cuerpo blanco y negro iriscente, acabado en una larga cola de color azul o verde metálico dependiendo de como incida el sol, mide en torno a 45 cm de longitud con una envergadura de 60 cm. Es prácticamente inconfundible con ninguna otra ave.

Los colores están distribuidos por su cuerpo de la siguiente forma la cabeza, pico, cola y patas de color negro. El pecho y buena parte de las alas son blancas. La cola y las alas cobran un matiz azul o verde metalizado.

Su cabeza y pico presenta la forma característica de la familia a la que pertenece, ojos pequeños y con un pico recto y fuerte.

Se caracteriza también por su larga cola escalonada y por sus alas cortas y redondeadas, cosa que hace su silueta parecida a la del rabilargo.

No presenta dimorfismo sexual si exceptuamos una mayor corpulencia de los ejemplares machos. Su voz es un matraqueo áspero: tcha-tcha-tcha-tcha-tcha.

Distribución

Se encuentra distribuido en Europa, muchas partes de Asia y el noroeste de África; hay una especie muy parecida en el oeste de Norteamérica, que es prácticamente igual pero tiene el pico amarillo. Su expansión prácticamente sin límites, es debido en gran parte a su carácter omnívoro, que le permite sobrevivir en ambientes muy degradados.

Alimentación

Su dieta es omnívora, es decir, come de todo, incluso carroña, aunque preferentemente se basa en pequeños insectos. También tiene costumbre de ocultar alimentos sobrantes en agujeros y grietas de los árboles. Como nota negativa, la urraca se ha ganado mala fama por alimentarse de huevos de otras especies.

Reproducción

Urracanido.jpg  Urraca Urracanido

En primavera, antes del período de la reproducción y durante el mismo, charla durante horas enteras. Se alimenta de insectos, coleópteros en especial, que le atraen por sus vivos colores; se nutre también de gusanos, caracoles, pequeños invertebrados, fruta, bayas y cereales. En primavera resulta muy perjudicial, por cuanto saquea los nidos de los pájaros más débiles. A menudo ataca también adultos a los que se agrega para buscar alimento, lanzándose entonces sobre ellos por sorpresa. Al igual que todos los córvidos, también se nutre eventualmente de carroña, por lo cual puede decirse que su dieta es omnívora.

El emparejamiento es precedido como en el caso de los arrendajos comunes, por una serie de ceremonias colectivas cuyo significado no se conoce con exactitud, aunque parece que como ocurre en muchas especies en que no existe un claro dimorfismo sexual, la finalidad de este ritual prenupcial no es otra que vencer la agresividad instintiva de machos y hembras. Al parecer, una vez constituida la pareja, los cónyuges ya no se separan de por vida.

Sitúan el nido, sólido y de grandes proporciones, en las ramas más altas de los árboles, o bien en matorrales. La base, hecha de ramas secas y espinosas, está cementada por una gruesa capa de arcilla, sobre la cual se dispone la copa, hecha de pelos y raíces, y construida cuidadosamente. La parte superior tiene una forma de cúpula y está hacha con espinas y ramas secas. La puesta se compone de seis a nueve huevos, y por lo general se efectúa entre mediados de abril y la segunda quincena de mayo. La cáscara es de color verdoso, jaspeado de castaño. La eclosión se produce al cabo de unas tres semanas de incubación, la cual corre a cargo de la hembra exclusivamente, mientras que su compañero se encarga de alimentarla. Los polluelos permanecen en el nido durante unas tres semanas. Cuando lo abandonan, su plumaje es ya muy parecido al de sus progenitores, pero la cola no ha alcanzado su pleno desarrollo.

Comportamiento

Por su comportamiento parecen ser unas de las aves más inteligentes y astutas. Se ha comprobado que tienen un gran poder de comunicación con sus congéneres. Cuando se ve amenazada procura llamar la atención de sus congéneres, avisándoles de su presencia y en el caso de ser atacada por aves predadoras se unen para revolotear a su alrededor increpándola con sus graznidos y no dejando que ataque de forma correcta. Si por lo contrario lo que descubren es un animal muerto de gran tamaño también se agrupan y empiezan a emitir graznidos de forma estrepitosa para llamar la atención de cuervos y buitres para que comiencen a abrir la dura piel del cadáver, una vez ya saciados los grandes carroñeros como los buitres, alimoches, etc, actúan ellas para dejar los restos pelados y en los huesos. También se aprecia un comportamiento inteligente al almacenar en sitios que solo ellas conocen los excedentes de alimento que encuentran de la misma forma que almacenan objetos brillantes por los que sienten una debilidad especial, como si fueran sus tesoros. Aparte de trozos de latas, cristales, etc., se han llegado a encontrar joyas de valor en sus grandes nidos. Recientemente se ha demostrado que esta ave puede reconocerse en un espejo, una capacidad que hasta ahora sólo se había observado en primates y delfines. Con una enseñanza adecuada, desde pequeñas, pueden imitar la voz humana.

Bibliografía

http://es.wikipedia.org/wiki/Hurraca

http://www.zoowebplus.com/animales/?animal=urraca

http://www.sierradebaza.org/Fichas_fauna/00_Aves/06-11_urraca/urraca.htm