incienso planta Incienso Incienso inciensoEl incienso es una planta que ha sido testigo de grandes acontecimientos de la historia, especialmente de la historia religiosa.

Hábitat y distribución

Esta planta es natural del sur europeo, Asia y Australia, y es ampliamente conocida por su exótico aroma.

Propiedades medicinales

El incienso posee propiedades medicinales que merecen ser conocidas. Por ello, en esta nota encontrarás información de para qué sirve el incienso y cuáles son sus beneficios terapéuticos. Las propiedades de la planta de incienso son conocidas desde la antigüedad y se han utilizado desde siempre en Egipto, China, Grecia, Roma, India y países árabes.

El incienso mejora la memoria y disipa el letargo, alivia los dolores de cabeza y ahuyenta los mosquitos. A menudo se utiliza para los dolores musculares y los producidos por el reuma y la artritis. Durante el embarazo, puede aliviar las náuseas y ayudar en el momento del parto.

Se cree que puede tratar enfermedades como el Alzheimer, la enfermedad de Crohn, el Parkinson, el asma y el cáncer. También ayuda en cualquier problema que tengamos en el cerebro, como por ejemplo un aneurisma, evitando el daño cerebral y el envejecimiento, y mejorando notablemente la memoria y la capacidad cerebral para concentrarse, aliviando la fatiga. Mejora el sistema inmune en general y puede tratar también enfermedades mentales como la depresión.

Cultivo

Aunque es considerada prácticamente como una planta de interior, tiene una serie de cuidados, como exponerla  a la luz pero evitando que esté en contacto con los rayos solares. En el caso de que se cultive en exteriortenemos que tener esta premisa por encima de todo. Se cultiva a la sombra o abrigo de plantas más grandes.

En cuanto a las temperaturas, las normales que se dan en el interior de casa o en el caso del exterior, temperaturas cálidas de entre 15 y 22º C.

incienso planta Incienso Incienso incienso2El sustrato y abonado

El incienso requiere un sustrato con buen contenido en compost. Mezcla tierra con materia orgánica o bien utiliza sustratos de los que vienen en bolsa y se venden en tiendas. Una vez plantada tu futura planta de incienso. Ese compost o estiércol lo tendrás que restablecer periódicamente o comprar un abono líquido que aplicarás según la periodicidad con la que te recomiendo el producto.

Riego

Cuando cultivamos el incienso en maceta podemos controlar de una forma más precisa cuando regamos. El sustrato ha de estar húmedo (ese húmedo el cual introducimos el dedo o un lápiz en la tierra y se nos queda húmedo y con algunos restos pegados) pero no ha de estar encharcado. Regaremos poco a poco hasta que la tierra absorba toda la cantidad de agua y eliminaremos el resto que quede en el plato. Reactivaremos el riego una vez el sustrato se vaya secando. ¡Y no vale con mirar solo el estado de la superficie del sustrato! Ya que puede ser que se encuentre seco (por sequedad ambiental o por exposición a la luz) pero el interior esté húmedo, como suele pasar casi siempre.

Multiplicación

Tenemos varias opciones para tener la planta del incienso en nuestra casa. O bien la adquirimos en un establecimiento ya que suelen ser bastante comunes y suelen estar bastante económicas o bien tomar prestado del vecino un esqueje. En primavera cogemos el esqueje y lo situamos en un sustrato mezcla de arena y turba (también sirven los comerciales), a buena temperatura (que no le de frío) y luz.

Poda

Si veis que la planta del incienso crece demasiado, con tallos muy largos y se hace rastrera podéis podarla en primavera, eliminando las ramas viejas y cortando las jóvenes. ¡No tengáis miedo en cortar que crece bastante rápido!

 

http://www.plantasparacurar.com/la-planta-de-incienso-para-que-sirve/

http://www.agromatica.es/el-cultivo-del-incienso/

http://www.hogarmania.com/jardineria/tecnicas/poda/201403/poda-reproduccion-incienso-24247.html

http://www.imujer.com/salud/5438/propiedades-de-la-planta-de-incienso