Spaniel Tibetano perro Spaniel Tibetano Spaniel Tibetano Spaniel TibetanoAl igual que el Spaniel Tibetano que no tiene ningún parecido a los spaniel europeos, el Terrier Tibetano no tiene nada de los terrier. Realmente esta raza se asemeja más, en su apariencia, a la de algunos pastores.

Historia

Origen

El Terrier tibetano es una raza de perro de más de 2.000 años de antigüedad, originario de las altas montañas del Tíbet. Los tibetanos empezaron a separar los Perros que tenían en grandes y pequeños. Esto conllevo a la existencia de dos tipos de perros. “El Gran Perro Tibetano” cuyo descendiente directo es el Dogo del Tibet o Do-Khyi, se piensa que los fenicios exportaron a occidente estos perros y tuvieron una gran importancia en la formación de los Mastiff europeos. El otro perro tibetano era de menor tamaño y dio origen al Tíbet Apso o Terrier tibetano, al Lhasa Apso, y contribuyó a la formación del Tibetan Spaniel, Pequines, etc.

Los Terrier tibetanos se extendieron pronto como perros de compañía, siendo conocidos como “pequeñas personas”. Por su buena cualidad de centinela y su carácter amable con la familia fueron rápidamente acogidos por los nómadas. La función de centinela la compartían con sus “primos mayores” los Do-Khyi, los Terrier tibetanos los despertaban de su sueño un poco más profundo. Los Terrier tibetanos y los Do-Khyi también en la actualidad se entienden bien y comparten su vida en muchas familias. Otra utilidad que se le dio a los Terrier tibetanos era la utilización de su abundante pelo para elaborar ropas, por ello se les esquilaba parcialmente en los meses de verano. Los Terrier tibetanos se acostumbraron enseguida a la vida nómada. Las condiciones Climáticas del Tíbet son muy extremas, esta situado a unos 3.500 a 5.000 metros de altura, los inviernos son muy duros y largos, mientras que los veranos cortos son muy calurosos. Todo esto ha hecho del Terrier tibetano un perro robusto, que soporta las extremas temperaturas, abruptos terrenos, etc. Convirtiéndose así en perros ideales para el pastoreo y la vida familiar.
Sello de Tibet

Por supuesto los Terrier tibetano también fueron criados en los monasterios, recibiendo un trato respetuoso por parte de los monjes, ya que según la cultura budista-tibetana se cree que todo los perros de pelo largo (Apso) son portadores de las almas reencarnadas. Por ello se prohibió la venta y sacrificio de estos perros. Frecuentemente se entregaron como regalo o para agradecer un servicio prestado. Los monasterios intercambiaban Terrier tibetanos con los nómadas, siendo los perros de mayor tamaño los que iban a los nómadas, mientras que los nómadas entregaron sus perros más pequeños a los monasterios. Como el intercambio era constante no se separó la raza en dos tipos y por ello el tamaño quedó estable. Los monasterios también realizaban intercambios de perros con otros monasterios. Esto tenía una doble función, como ofrenda de respeto y amistad al igual que refrescaban la sangre de sus ejemplares. Los Terrier tibetanos que se entregaban eran normalmente machos. Sé creía que traían suerte si se les trataba bien.

Los relatos de los viajes de Marco Polo (finales del siglo XIII) narran la existencia de perros en el Tíbet, que se asemejan a las razas conocidas actualmente.

Llegada a occidente

Fue introducido oficialmente en Occidente en los años 20. Un jefe tibetano y su mujer requirieron los servicios de un medico, por eso fueron a Cawnpore (India). Ahí fueron atendidos por la Dra. Agnes R. H. Greig. Los tibetanos iban acompañados de una perra que estaba encinta, Lily. La Dra. Greig se hizo cargo de la perra mientras su dueña se recuperaba de una operación. Como agradecimiento por la operación exitosa y por haber cuidado a Lily, la Dra. Greig pudo quedarse con uno de los cachorros de Lily. Escogió a Bunti. Bunti era una perra de color blanco con tonos miel. La Dra. Greig quiso presentar su nueva perra en exposiciones. Bunti fue inicialmente presentada en exposiciones como Lhasa Terrier. Como era obvio que no era la misma raza la Dra. Greig emprendió bajo la tutela del Kennel Club of India un programa de cría. Este programa consistía en criar tres generaciones y luego un grupo de jueces examinaba los ejemplares y determinaría que hacer. Empezó el programa con Bunti y Rajah. Rajah procedía de los mismos tibetanos que Bunti. La primera camada nació el 24 de diciembre de 1924 fue un regalo de Navidad muy especial. La Dra. Greig prosiguió el programa de cría con éxito.

Como la Dra. Greig tenía un permiso de 10 meses se fue a Inglaterra a casa de su madre. La madre Mrs. A. R. Greig era una criadora de Cocker Spaniel Inglés y Japanese Chins con el afijo “of Ladkok”. La Dra. Greig se fue de permiso con tres perros, estos eran Bunti, Chota-Tukra of Ladkok y Ja-Haz of Ladkok. La Dra. Greig realizo una camada con Bunti y Ja-Haz of Ladkok. De esta camada nació Mr. Binks of Ladkok y otros dos ejemplares. Cuando la Dra. Greig tuvo que regresar a la India en 1927 solo se llevó consigo a Mr. Binks, este macho fue el primer campeón de la India. Mientras la Dra. Greig estaba en la india fueron presentados sus perros como Lhasa Terrier en Inglaterra. La Dra. Greig nunca pudo viajar al Tíbet, por su condición de mujer, pero tuvo buen contacto con los lamas de los monasterios los cuales le mandaron ejemplares. En la India adquirió la Dra. Greig un ejemplar macho criado por Buddiman un lama tibetano. Los Tibetan Terriers de los monasterios eran ligeramente más elegantes. El macho se llamó Thoombay of Ladkok. La Dra. Greig mando como agradecimiento al monasterio un hijo de Thoombay. La Dra. Greig criaba bajo el afijo “Lamleh”.

En el año 1930 el Tibetan Terrier fue oficialmente reconocido por el Kennel Club of India y un año más tarde por el Kennel Club of England. Los dos primeros campeones de Inglaterra son Thoombay of Ladkok y Jana of Lamleh los dos perros eran de la propiedad de la familia Greig. Thoombay obtuvo el título el 7 de diciembre de 1938 y Jana el 4 de julio de 1939. Jana of Lamleh era una perra muy sofisticada y eso que era la bisnieta de Bunti.

La Dr. Greig exportó algunos ejemplares a Alemania, Austria, y Suiza. A comienzos de los 40 algunos ejemplares Ladkok (Chandra of Ladkok, Loki of Ladkok y Zomi of Ladkok) junto con Dyck. Tava Fiorina (perro italiano con orígenes indios) fueron los fundadores de la línea “Alt Deutsch”. Uno de los primeros afijos era “von Tiergartenbrück”. Ejemplares de esta línea fueron exportados a Dinamarca. La línea “Alt Deutsch” se extendió por todo centro y norte de Europa. Aun cuando se levanto el Telón de Acero había criadores de esta línea en la RDA, Checoslovaquia, Yugoslavia, etc. Durante la Segunda Guerra Mundial la Dr. Greig mantuvo a duras penas el criadero, teniendo que rescindir de muchos lujos a favor de sus perros. A comienzos de los 50 apareció Trojan Kynos en el puerto de Heysham fue encontrado por Mr & Mrs J. Downey que eran criadores de Pointers. Varias personas dijeron a los Downey que Trojan Kynos debía ser un Tibetan Terrier. Trojan Kynos fue inscrito en el Kennel Club of England y fue aceptado como Tibetan Terrier en 1956. Los Downey adquirieron la perra Princess Aureus (Princes-Chan x Pa.Sang of Lamleh, criada por Miss H. Slaughter). Princess Aureus fue cruzada con Trojan Kynos y esto fue el inicio de la línea “Lunville”. Alguno de los primeros ejemplares fueron Lunville Lady Penélope, Lunville Kyle y Lunville Prince Khan. Las lineas “Lunville” se extendieron por Europa, EE.UU., Canadá, etc. En 1957 la Dr. Greig mando sus primeros Lamleh’s a EE.UU. a Alice Murphy que residía en Virginia, y crió bajo el afijo de “Kalai”. Alice Murphy fue la fundadora de los Lamleh’s americanos. El TTCA (club americano del Tibetan Terrier) fue fundado en 1957 su presidenta fue Alice Murphy. Alice Murphy tuvo una gran importancia para la raza en EE.UU. Dra. Greig y Alice Murphy se hicieron intimas amigas, la Dra. Greig le mando perros hasta poco antes de morir. Al morir la Dra. Greig en 1972 quedaron algunos ejemplares de sus Tibetan Terriers. Entonces el Kennel Club of England decidió que algunos fueran a Ben & Janet Beasley y estos crían bajo el afijo de Lehlam. Otros perros fueron a casa de Mrs. Mulliner que escribió más tarde uno des los libros más famoso sobre la raza.

Inicios en España

Por último, en España no era muy conocida la raza. Aunque se podían ver esporádicamente Terriers tibetanos en los años 60. La criadora Suiza Frau Monika Stöcklin-Pobe que criaba bajo el afijo “Rohilla” presento algunos ejemplares de Tibetan Terrier junto con sus Afganos en España y Portugal. Frau Stöcklin-Pobe tenia perros criados por la Dra. Greig. Aunque hasta 1980 no se proclamó el primer campeón de España, este fue la hembra Tsering Lhotse Passang criada por Mrs Valerie Hocking. El segundo campeón fue en 1981 el macho Ladkh Djouley nacido en Nepal en 1975, los dos perros eran propiedad del criadero afincado en Francia “de Makalu” Señor Thomas H. Cadwell.

Características

Tibetano.jpg Spaniel Tibetano Spaniel Tibetano Tibetano

CABEZA: Debe estar bien cubierta de pelo largo, el cual cae hacia delante sobre los ojos. El maxilar inferior debe tener una barba pequeña, pero no exagerada.

REGIÓN CRANEAL: Cráneo: Tiene una longitud mediana, no es ancho ni tosco, se estrecha ligeramente desde la inserción de las orejas hasta los ojos. No tiene forma de cúpula ni es plano por completo entre las orejas. Depresión fronto-nasal (stop): Está marcada, pero no es exageradamente profunda.

REGIÓN FACIAL

  • Trufa: Negra.
  • Hocico: El hocico del Terrier tibetano es fuerte. La distancia desde el ojo hasta la punta de la nariz debe ser igual a la distancia del ojo a la base del cráneo.
  • Mandíbula/Dientes: El maxilar inferior debe estar bien desarrollado. Los incisivos deben estar colocados en una ligera curva, situados al mismo intervalo y colocados perpendicularmente en el maxilar. Mordida en tijera o en tijera invertida.
  • Mejillas: Los huesos zigomáticos son curvos pero no deben estar sobresalientes de manera que parezcan protuberantes.
  • Ojos: Grandes, redondos, ni sáltanos ni hundidos; deben estar colocados bastante separados entre sí. De color pardo oscuro y con los bordes de los parparos pigmentados en negro.
  • Orejas: Colgantes pero no llevadas demasiado pegadas a la cabeza; en forma de V, no demasiado grandes y con franjas pesadas.

CUERPO:

  • CUERPO: Bien musculoso, compacto y fuerte. La distancia de la punta del hombro a la insercion de la cola es igual a la altura a la cruz.
  • Espalda: Rectas sobre las costillas.
  • Lomo: Corto, ligeramente arqueado.
  • Grupa: Nivelada.
  • Pecho: Costillas bien extendidas hacia atrás.
  • COLA: La cola del Terrier tibetano es de longitud mediana, con inserción bastante alta y llevada alegremente enroscada sobre la espalda. Debe estar muy bien cubierta de franjas. A menudo se encuentra anudada cerca de la punta, lo cual es permitido.

EXTREMIDADES

  • MIEMBROS ANTERIORES: Deben estar bien provistos de abundante pelo, rectos y paralelos.
  • Hombros: Bien inclinados.
  • Metacarpos: Ligeramente inclinados.
  • MIEMBROS POSTERIORES: Bien cubiertos de abundante pelo.
  • Rodillas: Bien anguladas.
  • Corvejones: Bien descendidos.
  • PIES: Grandes, redondos, bien provistos de abundante pelo entre los dedos y las almohadillas. El perro debe apoyarse perfectamente sobre las almohadillas; los dedos no deben ser arqueados.
  • PELO: Tiene una doble capa de pelo. El pelo de la capa interna es fino y lanoso. El pelo de la capa externa es abundante, fino, aunque no es sedoso ni lanoso; es largo; ya sea liso u ondulado, pero nunca rizado.
  • COLOR: Blanco, dorado, crema, gris o ahumado, negro, bicolor y tricolor. En realidad todos los colores son permitidos, con excepción del color chocolate o hígado.
  • TALLA: La altura de los machos a la región de la cruz es entre 35,6 y 40,6 cm (14-16 pulgadas). Las hembras son ligeramente más pequeñas.

Carácter o temperamento del Terrier tibetano

El Terrier tibetano es vivaz, de buen carácter. Es un perro de compañía fiel, con muchos atractivos. Es un perro sociable, alerta, inteligente y valiente, nunca intratable o belicoso. Prudente con los desconocidos.

El Terrier tibetano como mascota

Tibetano1.jpg Spaniel Tibetano Spaniel Tibetano Tibetano1

La raza de perro Terrier tibetano es buena como animal de compañía. De tamaño no muy grande, pero tampoco muy pequeño, hace de el un magnífico guardián del hogar. Muy cariñoso con los niños de la casa siempre que se porten bien. Algo desconfiado de los desconocidos.

Cuidados

De cachorro

A la llegada a nuestra casa, a las 12 semanas el pelo tiene aprox. 5-8 cm, siendo este suave. Todavía no tiene subpelo. Pero aprovechamos este tiempo, hasta los 6/8 meses para acostumbrarle al aseo. Le colocamos encima de una mesa, de pie o tumbado (como nos resulte más cómodo y accesible) y le felicitamos mucho si se queda quieto, pudiendo recompensarle con “golosinas” al principio. Nunca dejamos que intente jugar para escabullirse, ya que es un maestro en hacernos olvidar las cosas. Ahora le cepillamos suavemente, siempre empezando por el mismo lado para no olvidar ningún lugar. En la cabeza se emplea ya el peine, en el resto del cuerpo el cepillo. Podemos practicar hacer la raya central. Esto lo podemos repetir a diario, cada tres días, una vez a la semana, pero solo por poco tiempo, así le acostumbramos a que de mayor le guste y disfrute con el cepillado, incluso puede quedarse dormido. Aproveche el tiempo que el cachorro esta cansado, así se acostumbra antes.

De joven

A las 6/8 meses empieza a formarse el pelo de adulto, en el lomo, en los omóplatos y en el rabo. Esto es el peor momento del pelo del Terrier tibetano, normalmente empiezan ha cambiar de color en esta etapa. Ahora es el momento de vigilar todos los días si se han formado nuditos y quitarlos. Por ahora el perro ya debe estar acostumbrado a estar quieto, tumbado o de pie, para el cepillado. Rellenamos un pulverizador con agua tibia y una nuez de acondicionador y humidificamos el pelo un poco. Es aconsejable que no se peine el pelo en seco, pues se puede quebrar y estropear más fácilmente. Siempre trabajamos el manto desde abajo a arriba. Si el Terrier tibetano esta de pie recogemos el pelo con pinzas. No importa donde empecemos a cepillarle pero siempre con sistema, para no dejarse ninguna zona. Yo prefiero empezar por las patas traseras, luego patas delanteras, el cuerpo, pecho, cabeza y rabo. Cepillamos una pequeña zona, después utilizando el peine para llegar hasta la piel. Si nos encontramos con algún nudo, tratamos de aflojarlo con nuestros dedos, separando el pelo suavemente y después pasamos el peine con la separación más ancha y al final la fina, toda esta operación ha de realizarse con sumo cuidado de no eliminar demasiado pelo. Así, capa por capa, vamos arreglando al perro. Las zonas que más hay que vigilar, porque es donde se forman mayor número de nudos, son normalmente las zonas de articulaciones grandes, véase el dibujo. Por último le peinamos bien su pequeña barba y su rabo y le hacemos la raya.

De adulto

El cuidado del Terrier tibetano es igual que en el perro joven pero con una vez a la semana es suficiente, excepto en la época de muda (primavera). Nunca encontraremos pelos muertos del Terrier tibetano en la alfombra, etc. Debido a que el pelo queda entre el manto y forma los mencionados nudos. La parte interna de las orejas de los Terrier tibetanos suelen tener abundante pelo, tenemos que eliminar el exceso de pelo y evitar que se formen nudos. Limpiaremos los oídos si es necesario. Tenemos que vigilar que los ojos no tengan legañas y si encontramos una la quitamos suavemente. El pelo que cae sobre los ojos lo podemos recoger con unas gomitas o pinzas. Si el pelo que cubre los ojos es muy largo podremos hacer unas trencitas con él y sujetarlas. Normalmente a los perros que hacen Agility les cortamos el pelo escalonadamente (1-2mm.) desde los ojos hasta el lomo de la nariz en forma de triangulo, dejando siempre un flequillo, para que conserve su apariencia típica. El flequillo es más fácil de sujetar. Este corte jamás ha de hacerse para un perro de exposición.

Si tiene una vida normal y suficientes ejercicios no tendremos que cortarle las uñas a nuestro Terrier tibetano. En caso de que sean muy largas las cortaremos con una leve inclinación dejando un poco más por arriba, esto favorecerá el desgaste al andar. Hay que tener cuidado en no cortar demasiado y hacerle una herida. El Terrier tibetano no ha de tener uñas muy cortas.

Tenemos que mirar si tienen sarro en los dientes, aunque no son perros propensos si los alimentamos adecuadamente. Si empieza ha haber sarro les podemos cepillar los dientes. Hasta que el pelo del Terrier tibetano este en su esplendor pueden transcurrir según las lineas de 2 a 4 años. Los pueden tener en esencian tres tipos de pelos. Son a simple vista muy parecidos, pero tienen un cuidado un poco diferente. El primero que mencionamos tiene el pelo de cobertura muy fuerte y es más liso. Este tiende a formar menos nudos. El segundo se caracteriza por tener un subpelo más lanoso y más abundante. El pelo esta menos adherido al cuerpo. El tercero tiene un pelo más duro que adquiere la apariencia de un corte en capas.

Baño

A los cachorros de Terrier tibetano los podemos bañar la primera vez a la temprana edad de 10 semanas, pero siempre teniendo en cuenta las vacunas. Si le bañamos una vez al mes será suficiente, tampoco hay que excederse. Si se nos ensucia mucho le podremos lavar. Aunque no siempre hay que lavarle con champú, por ejemplo si venimos de un paseo y se ha ensuciado con barro, simplemente podemos enjugarle con abundante agua tibia. Si hemos estado en la playa es aconsejable enjugarle profundamente, para eliminar la sal y la arena. Para bañarlos debemos emplear un buen champú de acuerdo con el tipo de pelo. Empezamos mojando al perro con agua tibia (30ºC-35ºC). Tenemos que mojar afondo el pelo, el pelo externo impide la fácil penetración del agua. El subpelo ha de estar totalmente mojado. Una gran cantidad de la suciedad ya ha sido arrastrada por el agua. Podremos ver entonces una pequeña ratita mojada. A continuación mezclamos el champú en un recipiente con agua. Iremos vertiendo la mezcla sobre el perro, mientras separamos con los dedos el pelo para que penetre bien el champú. No es bueno masajear en círculos, si lo hacemos se nos formaran nudos. Dejamos que actué el champú un rato. El aclarado es una parte muy importante en el baño del Terrier tibetano, ya que no ha de quedar ningún resto de champú. Los aclarado siempre los haremos en sentido del crecimiento del pelo. Tenemos que vigilar que no quede nada en el subpelo. Aclaramos con abundante agua tibia. Si hemos aclarado bien el pelo podremos hacer al igual que en el pelo humano la “prueba del chirrido” al pasar los dedos. Le podemos poner un acondicionador del tipo botánico, procederemos igual que con el champú. Según el tipo y estado de pelo lo dejamos más o menos tiempo actuar. Luego aclaramos con agua. Quitamos el exceso de agua y con una toalla presionamos con cuidado el pelo, para quitar más agua. Le llevamos a la mesa donde le secaremos. Antes de trabajar con el secado ha de estar el perro bastante seco (no ha de gotear). Secaremos el pelo mientras le peinamos. Es aconsejable que utilicemos un secador que tenga niveles de intensidad y temperatura. Tenemos que secar con cuidado de no dañar el pelo. Hay que tener en cuenta que el subpelo tarda más en secarse, por ello secaremos desde las raíces a las puntas (así también evitamos que se formen nudos). Durante el cepillado el pelo que aún no hemos cepillado ha de estar siempre húmedo.

Bibliografía

http://es.wikipedia.org/wiki/Terrier_tibetano

http://www.perrilandia.com/terriert/index.htm

http://www.todoperros.com/clasificacion_standards/stand_tibetanterrier.php

 

Foro de Perros – Preguntas y respuestas

This forum contains 383 topics and 2,058 reply, and was last updated by  Wikifaunia No Topics.

Viewing 10 topics - 1 through 10 (of 356 total)
Viewing 10 topics - 1 through 10 (of 356 total)

You must be logged in to create new topics.

Animales parecidos

Afgano
Akita
Azawakh
Azteca
Basset hound
Beagle
Bichon frise
Bichon habanero
Bichon maltes
Bull terrier
Carlino
Cavalier King Charles
Chihuahua
Clumber Spaniel
Cocker Spaniel
Doberman
Dogo Argentino
Foxhound Americano
Foxhound Inglés
Fox Terrier
Galgo Italiano
Gran danes
Husky
Jack Russell Terrier
Mastín
Papillon
Pastor Australiano
Pinscher Miniatura
Pomerania
Rottweiler
Samoyedo
Schnauzer miniatura
Setter Inglés
Shar Pei
Shiba Inu
Spitz Japonés
Terrier Escocés
Fox terrier de pelo liso
Yorkshire terrier
Schnauzer estándar
Akita Americano
Bulldog francés
Alano Español
American Bully
American Staffordshire
Australian Silky Terrier
Barbet o Perro de agua francés
Basset artesiano de Normandia
Basset azul de Gascuña
Basset leonado de Bretaña
Beagle Harrier
Bedlington Terrier
Berger de Picardie
Billy
Black And Tan Coonhound
Bodeguero Andaluz
Borzoi (Galgo ruso)
Kerry Blue Terrier
Kishu
Komondor
Perro de Chindo
Briard
Cane Corso
Chin Japonés
Corgi Galés Cárdigan
Corgi Galés Pembroke
Curly Coated Retriever
Dandie Dinmont Terrier
Galgo escocés
Dogo Canario
Dogo Mallorquín
Drever
Elkhound Noruego
Spaniel breton
Eurasier
Field Spaniel
Fila de San Miguel
Gascon Saintongeois
Terrier de Glen de Imaal
Hamilton Stovare
Hovawart
Kuvasz
Laika de siberia oriental
Landseer
Lowchen o Perro León
Malamute de Alaska
Gran musterlander
Otterhound
Perro de Agua Americano
Pastor de Shetland
Pastor blanco suizo
Pastor de anatolia
Pastor de los Pirineos
Pastor polaco de tierras bajas
Pequeño Brabanzón
Kooikerhondje - Pequeño Perro Holandés
Perdiguero Portugués
Boyero de Entlebuch
Perro Crestado Chino
Perro de Castro Laboreiro
Perro de Groenlandia
Perro de Montaña Appenzell
Boyero de Berna
Perro de Montaña de la Sierra de la Estrella
Perro de Montaña de los Pirineos
Perro de Pastor Bergamasco
Kromfohrländer
Perro de Pastor de Asia Central
Perro Pastor de Karst
Perro Pastor de Rusia Meridional
Perro de pastor polaco de las llanuras
Pastor Polaco de Podhale
Perdiguero de Drente
Pequeño Munsterlander
Pumi
Pudelpointer
El Porcelaine
Perros sin pelo del Perú
Perro Smous Holandés
Pointer