Barbudo2.jpg Dragón barbudo Dragón barbudo Barbudo2

El Dragón Barbudo y los demás miembros del genero Pogona son propios de Australia. Viven en hábitats muy diversos, incluyendo bosques, praderas, sabanas, e incluso desiertos. La morfología de estos saurios, junto con su gran robustez, les ha permitido colonizar unos medios tan diversos. El genero Pogona incluye especies que llevan un vida terrestre o semiarborícola. Son animales corpulentos, con la cabeza grande, y el cuerpo dorsalmente algo aplanado. Los machos adultos llegan a medir 60 cm. de longitud, pero las hembras se quedan bastante más pequeñas.

Características

El género “Pogona” (que incluye lagartos de vida terrestre o semiarborícola) está incluido en la familia de los agámidos, un grupo de saurios. La mayoría de ellos tienen la cabeza grande, extremidades fuertes y cola relativamente larga, y el dragón barbudo puede considerarse como un agámido típico.

Los machos adultos pueden llegar a alcanzar los 60 cm de longitud, de los cuales, aproximadamente la mitad corresponderá a la cola, que levantan cuando se alertan por algo. Su apariencia de tonos dorados y de pintas negras en el cuerpo lo hacen un lagarto único. Las particulares barbas de estos animales, no dejan de ser en realidad unas escamas puntiagudas que en absoluto son punzantes. Esta es la particularidad que les da el nombre ya que estas escamas se parecen a una barbilla.

Las púas que dan nombre a ese reptil, son parte de los atributos que lucirán en la época reproductiva, en la que especialmente el macho, infla y obscurece su papada para asustar a oponentes y atraer hembras. Esto, suele venir acompañado de un movimiento de cabeza que los machos usan, no solamente en esta época, sino también cada vez que se cruzan con otro macho.

Hábitat o distribución

Es originario del outback australiano, de los desiertos y sabanas del suroriente de Australia, más concretamente de los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria.

Alimentación

Dragonbarbudo.jpg Dragón barbudo Dragón barbudo Dragonbarbudo

El terrario debe ser espacioso y dede estar bien ventilado, para que permita obtener el gradiente termal ideal y brindar variedad de espacios. El tamaño para un ejemplar adulto será de 80x40x50 cm. como mínimo. En caso de ser más de un animal, se deben aumentar considerablemente las dimensiones para evitar cualquier tipo de hacinamiento y competencia. La tapa del mismo debe evitar escapes.

El sustrato en su ambiente natural es arena, pero en cautiverio se han conocido casos de intoxicaciones por ingesta de la misma. Recomendamos usar conchilla (la de acuarismo) o arena gruesa esterilizada (controlando que no sea ingerida). Existen opiniones encontradas con respecto al marlo de choclo triturado, y consideramos poco práctico y algo riesgoso el uso de corteza, así como poco práctico y natural el uso de pasto sintético. Los “barbudos” necesitan tanto escondites como áreas de reposo. Recomendamos que haya al menos uno de cada uno. Se pueden colocar rocas (lavadas) dispuestas de tal forma que no puedan derrumbarse y aplastar al animal, troncos acostados sobre el suelo y poco elevados y cuevas. El uso de plantas no resulta práctico y no hace diferencia para el animal, aunque si se las utiliza, sean naturales o artificiales, no deben ser tóxicas. Recomendamos colocar un recipiente no muy grande ni muy profundo con agua limpia y fresca siempre. Debe ser de fácil acceso.

Higiene

Los “barbudos” poseen un metabolismo muy rápido. En condiciones adecuadas defecan hasta dos veces por día… y abundantemente. Estos animales son bastante susceptibles a los parásitos. No los contraen en la naturaleza porque las temperaturas del lugar donde viven son muy altas y los parásitos no las resisten. En cautiverio, si el terrario no se encuentra bien aseado, dada la temperatura algo más baja, los parásitos no sólo no se mueren, sino que pueden proliferar. Por esto recomendamos retirar los restos de heces diariamente (la conchilla es ideal en este sentido porque “petrifica” todo y lo hace fácil de juntar). El terrario debe ser aseado totalmente al menos 3 o 4 veces al año. Si se notan manchitas o anormalidades en las heces, es conveniente hacerlas analizar por un veterinario de Reptiles.

Carácter o temperamento

Barbudo23.jpg Dragón barbudo Dragón barbudo Barbudo23En cautiverio estos dragones constituyen mascotas sorprendentes, revelando una personalidad cautivadora y una apariencia intrigante. Son simpáticos, no son muy exigentes afectivamente y se presentan fácilmente amansables. Son animales muy curiosos y territoriales. Hay que proporcionarles un espacio suficiente para que puedan investigar y evitar a la vez la obesidad que suele darse en adultos, y tener cuidado con la superpoblación, porque a cada individuo le gusta una zona que pueda considerar como suya.

Los dragones barbudos son animales fáciles de domar, pero es un ejercicio que requiere tiempo y paciencia. Es necesario mantener un contacto permanente sin que dicho contacto genere stress en el dragón. Es una mascota dócil, le gusta estar en la mano de su amo y subir a los hombros. Al tomarlos, se lo debe sostener con todos los dedos por debajo de su panza y sólo el pulgar rozando levemente la espalda. Estos animales no soportan el ser tomados firmemente, aunque siempre se debe demostrar que es uno el que domina. Si fuese necesario, recomendamos usar guantes de cuero. Las mordidas de estos animalitos son desagradables.

Reproducción

El macho en busca de la hembra oscila la cabeza frecuentemente cerca de éstas e infla su barba. En algunos especímenes, la extremidad de la cola se ennegrece como la barba. Las hembras receptivas se aplanan ligeramente y levantan levemente la cola. El macho coge entonces el cuello de la hembra con sus dientes y coloca su cuerpo de manera que pueda colocar las dos cloacas una cerca de la otra. Usará entonces el hemipene para fertilizar a la hembra.

En cautividad

Iluminación

Los dragones barbudos, como todos los animales diurnos, necesitan los rayos UVB para sintetizar la vitamina D, que permite la fijación del calcio. Por eso es indispensable el uso de tubo UV especial para Reptiles (Tetra ReptiGlo o Zoomed`s Iguana o Reptil Light). Además, si el terrario se encuentra en una habitación poco iluminada durante el día, se debe complementar la iluminación con una lamparita o spot, que además pueden ayudar a brindar más temperatura en invierno. Durante la noche no debe quedar ninguna luz incandescente blanca visible, ya que causa mucho stress. El fotoperíodo debe ser de 12 horas.

Temperatura

Aunque los dragones barbudos son habitantes del desierto, pasan la parte más cálida del día en escondites relativamente más frescos; por esto, así como con todas las especies desérticas, demasiado calor puede ser tan peligroso como demasiado frío.El terrario debe proveer el gradiente termal adecuado tanto horizontal como verticalmente. Durante el día la temperatura debe oscilar entre los 24º C (en la parte fresca) y los 30º C (en la parte cálida), con un área de reposo entre 32º y 35º C. De noche la temperatura de la parte fresca no debe ser menor a 21º C. Se puede utilizar una piedra calefactora o una placa térmica (debajo del terrario) controlando que no sobrecalienten y puedan causar quemaduras. Además se suele utilizar un bulbo cerámico o un spot como fuentes de calor suplementarias (y en realidad necesarias), especialmente en el área de reposo. Tanto los bulbos como los spots deben contar con la instalación correcta para evitar cortocircuitos e incendios. Si es necesario utilizar otra fuente de calor durante la noche que no moleste al animal con luz, recomendamos usar spots de color rojo o azul o lámparas nocturnas para Reptiles.

Jerarquía

Existe una jerarquía al interior de los grupos. Cuando hay varios espécimenes reunidos, el lugar más alto se reserva para el individuo dominante en el grupo. Los machos pueden batallar entre sí cuerpo a cuerpo y ocasionarse heridas. La jerarquía se mantiene más frecuentemente mediante rituales de gestos, como movimientos de las patas y oscilaciones de la cabeza que tratan de sustituir los enfrentamientos directos. Es aconsejable no mantener más de un macho con las hembras en el mismo terrario, a no ser que sea grande y disponga de varios sitios elevados con una lámpara para calentar cada uno.

Curiosidades

La edad reproductiva de los dragones barbudos empieza sobre su segundo año de vida.

Algo muy curioso de este animal es su capacidad de saludar haciendo círculos con la mano. Así se reconocen como miembros de su propia especie pero las hembras también lo hacen para mostrar su sumisión ante el apareamiento o reprimir el ataque de los machos. Estos movimiento son más típicos de la crías, quedando restringido casi por completo en los adultos a las hembras o machos dominados. Si mantenemos un grupo de barbudos, podremos observar la jerarquización que entre ellos se establece desde ya muy jóvenes, más típica de un cuartel militar que de un terrario.

Si el animal tiene un comportamiento raro, como la falta de apetito o una respiración ruidosa, visite inmediatamente un veterinario especialista en animales exóticos y Reptiles.

Bibliografía

http://www.vivapets.es/raza/dragon_barbudo/120

http://www.mascotissimo.com/pogona-vitticeps-dragones-barbudos/

http://es.wikipedia.org/wiki/Pogona_vitticeps

http://www.mascotas.com/secciones/otras-noticias.asp?contenido=12474

Animales parecidos

Iguana
Geckos Leopardo
Dragón de komodo
Escinco argelino
Dragón de agua chino
Lución
Salamanquesa rosada
Salamanquesa común
Perenquén majorero
Perenquén de Boettger
Perenquén de Delalande
Eslizón ibérico
Eslizón tridáctilo ibérico
Lisneja
Lisa grancanaria
Lisa dorada
Lisa de Salvador
Lagarto ocelado
Lagarto verdinegro
Lagarto verde occidental
Lagarto ágil
Lagartija serrana
Lagartija carpetana
Lagartija batueca
Lagartija leonesa
Lagartija pirenaica
Lagartija aranesa
Lagartija pallaresa
Lagartija de Bocage
Lagartija de Carbonell
Lagartija andaluza
Lagartija colirroja
Lagartija de Valverde
Lagartija colilarga
Lagartija cenicienta
Lagartija de Edwards
Lagartija de Marruecos
Lagartija balear
Lagartija de las Pitiusas
Lagartija italiana
Lagarto atlántico
Lagarto gigante de Gran Canaria
Lagarto pequeño de las Canarias
Lagarto gigante de El Hierro
Lagarto tizón
Lagarto canario moteado
Lagarto gigante de La Gomera
Lagarto gigante de La Palma
Iguana Verde