Boapuertoo.JPG  Boa de Puerto Rico  330px Boapuertoo

La boa puertorriqueña o culebrón es la culebra más grande de Puerto Rico. Alcanza hasta sies pies y medio de largo, aunque algunas personas alegan haber visto ejemplares de mayor tamaño. El color es variable, pues puede ser color marrón pálido u oscuro, color gris o negro. También tienen una serie de manchas o barras negruzcas a lo largo de la parte dorsal.

Historia

Las primeras obseraciones del culebrón de Puerto Rico datan de la época de Fray Iñigo Abbad y Lasierra (siglo XVIII), quien comenta que los campesinos la reconocen como beneficiosa porque se alimentaba de ratas. Por eso, a pesar de entrar en las casas de los campesinos, éstos no las mataban.

Reproducción

La mayoría de las culebras de la Familia Boidae (a la que pertenece el culebrón), tienen dos estructuras llamadas espolones, localizadas cerca de la apertura cloacal. Estos espolones son en realidad los remanentes de las extremidades posteriores. En la región de la apertura cloacal se encuentran los órganos sexuales. Los machos vibran los espolones sobre las hembras para inducirlas a tomar una postura apropiada para copular. En ocasiones, se reproducen en grupos de varios machos y hembras. El cortejo puede durar varias horas, mientras que pueden mantenerse copulando varias horas o hasta un día completo. Contrario a la mayoría de los Reptiles, el culebrón no pone e incuba huevos, sino que pare sus crías completamente desarrolladas.

Alimentación

Boapuertorico.jpg  Boa de Puerto Rico  300px Boapuertorico

Las boas jóvenes se alimentan de lagartijos, iguanas, insectos, y otros vertebrados. Las culebras adultas se alimentan de aves pequeñas y murciélagos. El culebrón es una culebra constrictora, por lo que, para cazar, enrosca a su víctima con parte de su cuerpo y la aprieta hasta asfixiarla. El culebrón puede comer su presa entera, generalmente empezando por la cabeza. Como las mandíbulas de la boa se pueden separar entre sí independientemente, tienen la posibilidad de engullir presas más grandes que el ancho de su cuerpo. Pueden ocasionalmente comer algunos animales domésticos pequeños. Se considera más beneficiosa que dañina, pues también se alimenta de animales indeseables como ratas y ratones.

Distribución

El culebrón se conoce de la mayoría de la isla, pero parece ser más abundante en la región de los mogotes en la costa norte de Puerto Rico.

PuertoRicanBoa.jpg  Boa de Puerto Rico  350px PuertoRicanBoa

Estado de conservación

La boa se incluyó bajo la ley de Especies en Peligro de Extinción en el año 1970.

Esta información es adaptada de una hoja informativa publicada por el Fish and Wildlife Service.

Mitos

Existe la creencia de que la manteca de esta culebra tiene efectos curativos y es de especial ayuda para la artritis. Es por esta razón que algunas personas la capturan, la abren y luego extraen la manteca para usos personales o para la venta. No se sabe desde cuando existe esta creencia, pero ya para el 1933 Grant informa de esta costumbre: “Son muchas las sorprendentes historias que abundan y son creídas sobre la boa en esta Isla hoy día. La manteca de culebra está en gran demanda para propósitos “medicinales”, pero esta tiene que ser extraída de un animal vivo”.

Existe en Puerto Rico otra creencia que también ha causado que se tema y se mate este animal. Se cree que introduce el rabo en la boca de los “bebés” que lloran y, mientras los niños se calman chupándose el rabo, el animal succiona la leche de la madre. Hace unos años, cuando el famoso incidente del Vampiro de Moca, no faltó quien postulara la teoría de que el vampiro no era otra cosa que un culebrón. El New York Times, en el 1929, publica un artículo donde se habla de la introducción de mangostas en Puerto Rico. Dicho artículo postula que las boas matan a hombres y bestias por igual y que hasta los nativos se niegan a adentrarse en los campos para no encontrarse con este peligroso animal. Continúa relatando el mismo autor una sangrienta batalla entre mangosta y culebrón donde la culebra le arroja veneno al mamífero, pero finalmente pierde el terrible combate.

Es importante que el puertorriqueño entienda que el culebrón, lejos de ser dañino (ya que no es venenoso y es poco agresivo), es beneficioso, ya que añade diversidad a nuestros bosques y nos ayuda en el control biológico de ratas y ratones. Es importante que nuestro pueblo comprenda que El culebrón es parte del patrimonio de nuestra Isla y que, al igual que otras especies, tiene el derecho de vivir. Es nuestra responsabilidad moral velar por la protección de esta tan espectacular especie.

Bibliografía

http://www.salonhogar.com/ciencias/animales/coqui/espanol/culebron.htm

 

 

Foro de Boas – Preguntas y respuestas

Este foro contiene 36 temas y 242 respuestas y lo actualizó  rene puig hace 1 año, 6 meses.

Viendo 10 debates - del 1 al 10 (de un total de 36)
Viendo 10 debates - del 1 al 10 (de un total de 36)
Crear tema nuevo en “Boas”
Tu información:





+ 1 = 7

Animales relacionados