Siameses en la calle en riesgo de ser envenenados. Cádiz