Simba, una preciosidad de gato dos veces abandonado.Madrid