Tizón lleva toda su vida siendo un refugiado.