lavanda Lavanda Lavanda lavandaLa Lavandula es un género de la familia de las lamiáceas, que contiene unas 60 especies y taxones infra-específicos aceptados de los algo más de 200 descritos. Tiene amplios usos en cosmética.

Características

La lavanda es una planta sufruticosa, perenne de tallos de sección cuadrangular, generalmente muy foliosos en la parte inferior, con hojas de estrechamente lanceoladas a anchamente elípticas, enteras, dentadas o varias veces divididas, con pelos simples, ramificados y glandulíferos.

La inflorescencia es espiciforme, formada por verticilastros más o menos próximos, con frecuencia con largos escapos. Las brácteas son diferentes de las hojas, frecuentemente coloreadas, las superiores, a veces, muy diferentes y sobresalientes en penacho o corona.

El cáliz de la lavanda tiene cinco dientes triangulares pequeños, el superior generalmente acabado en un apéndice más o menos elíptico, en forma de pequeño opérculoque cierra la garganta del cáliz; el tubo de este último presenta 8-15(17) nervios y no tiene anillo interno de pelos (carpostegio).

La corola de la lavanda es bilabiada, de color lavanda, lila, azul o violeta, raramente blanco; el labio superior tiene dos lóbulos y el inferior tres, todos de tamaño parecido. Tiene cuatro estambres, didínamos, los superiores más cortos, en general no sobresalientes del tubo; el estilo es capitado.

El fruto es una tetra-núcula, cada una de forma elipsoide, de color castaño.

lavanda planta Lavanda Lavanda lavanda1

Hábitat y distribución

La lavanda es una planta de distribución amplia desde la región macaronésica, por toda la cuenca mediterránea y, de manera dispersa, por la mitad Norte de África, la Península arábiga y el Sur de Asia hasta la India.

Propiedades medicinales

  • lavanda Lavanda Lavanda lavandaLas personas que sufren de insomnio han descubierto que pueden obtener una mejora importante bebiendo té de lavanda.
  • Para las personas con problemas de estómago, como problemas de gases y cólicos, es especialmente bueno.
  • Los que sufren de infecciones del intestino o del estómago también aprecian su efecto calmante.
  • Es muy útil para personas con trastornos nerviosos, aquellos que sufren de ansiedad, depresión y estrés, ya que ayuda a aplacar estas afecciones, mejorar el estado de ánimo y hacer que tengan una mejor sensación general.
  • En el caso de personas que sufren de problemas relacionados con el sistema respiratorio (resfriados, tos, bronquitis e incluso asma) también es muy favorable beber este té porque produce un efecto broncodilatador.
  • Para encías sensibles y para evitar el mal aliento resulta muy efectivo.
  • Para curar lesiones, heridas o en úlceras y llagas de la boca, el té de lavanda se puede aplicar directamente sobre la piel.
  • Cuando hay fiebre es un excelente tratamiento para controlarla, pues al estimular la transpiración, produce un descenso de la temperatura.
  • Para las mujeres que lo pasan mal y sufren de dolores de cabeza por el síndrome premenstrual esta infusión puede obrar maravillas.

Cultivo

Siembra

La lavanda florece desde mediados de la primavera hasta finales de verano. Es una planta muy interesante para cultivar debido a que puedes situarla en cualquier tipo de ambiente al aire libre debido a que es muy resistente y se adapta a cualquier suelo.

Su hábitat natural sin embargo son los terrenos secos, pedregosos y soleados. Es por eso que debes situar la planta en un lugar en donde reciba mucha luz natural. Lo ideal es cultivarla en un suelo calcáreo, pobre, suelto y profundo aunque lo más importante es que el terreno tenga un buen drenaje, por eso es que no se recomiendan los terrenos arcillosos pues es común que allí se estanque el agua.

Ubica tu ejemplar en un lugar aireado y recuerda que puedes sembrar lavanda tanto en tiestos como directamente sobre el suelo. Debes plantar las semillas en otoño en las zonas de clima suave y a principios de primavera en las áreas más frías. Otra opción es sembrar por esquejes, usando tallos de lavanda de unos 10 cm. Si plantas los esquejes en macetas, primero hay que colocar piedras en el fondo para conseguir un buen sistema de drenaje, luego rellenar con sustrato para plantas y finalmente colocar los esquejes.

Luego ubica la planta en un lugar donde reciba sol abundante y riega para que las plantitas se arraiguen.

Riego

La lavanda no necesita demasiada agua pues soporta bien la sequía. El momento más importante del riego es cuando se plantan los esquejes para que entonces arraiguen. Luego será suficiente con el agua de lluvia a menos que se trate de una temporada demasiado seca. Entonces habrá que reforzar con un riego moderado mensual durante la época de crecimiento. Si la planta está en maceta, se necesita un riego moderado adicional una vez por semana.

Poda

Para que la planta logre una buena producción es necesario quitar las malas hierbas una vez a comienzos de la primavera, una después de la cosecha y una en invierno.

Cosecha

Se recolectan las flores de la planta a partir del segundo año de floración, entre los meses de junio y septiembre.

Es importante cortar la flor durante los días secos para luego secarla a la sombra y guardarla en recipientes herméticos y al resguardo de la luz.

Luego de la cosecha, se recomienda cortar las ramas foliares hasta la altura de las hojas.