Malvasía cabeciblanca animales Malvasía cabeciblanca Malvasía cabeciblanca malvesia cabeziblancaLa malvasía cabeciblanca es una anátida de 43 a 48 cm de largo, con una envergadura alar de 62 a 70 cm. Su cuerpo es rechoncho; su cabeza es grande y su cola tiesa, que mantiene vertical frecuentemente.

El macho tiene la cabeza blanca con un estrecho píleo negro, el cuello y cuerpo pardusco, y una cola larga que en época nupcial suele llevar erguida. El pico es abultado en su base, azul en época nupcial. La hembra tiene la cabeza con el mentón, la garganta y las mejillas claras, cruzadas por una banda oscura desde la base del pico hasta la nuca. Su pico menos abultado que el macho y de color gris.

Hábitat

Habita generalmente en lagunas, de agua dulce o salobre, con profundidad entre 0.8 a 3 m, provistas de plantas palustres en su perímetro, por ejemplo carrizo, y con zonas abiertas ricas en vegetación subacuática.

La población del Mediterráneo Occidental es principalmente sedentaria con pequeños desplazamientos locales cifradas en unos 1.000 individuos, 400 en el Norte de África (principalmente Argelia y Túnez) y 600 en España.

Realiza movimientos migratorios dentro de la Península y entre ésta y el Norte de África.

La especie comienza a recuperarse desde el año 1977 en el que se censaron 22 ejemplares en la Península (laguna de Zoñar). Desde entonces y a partir de medidas conservacionistas como la compra de una laguna por los Amigos de la Malvasía, y un plan de recuperación, la Malvasía ha aumentado de número, hasta los aproximadamente 600 ejemplares que existen en estos momentos.

Sin embargo desde 1983/84 empiezan a observarse en la Península ejemplares de Malvasía canela o cariblanca (Oxyura jamaicensis) que se han hibridado con nuestra especie autóctona, la Malvasía cabeciblanca. La Malvasía canela es una especie introducida en Inglaterra en los años cuarenta y de la que existe en ese país una población salvaje de unos 3500 individuos, a partir de ejemplares escapados de Slimbridge en los años cuarenta. Los híbridos son fértiles pudiéndose cruzar entre sí y con los progenitores. Los ejemplares híbridos tienen características de las dos especies. Esto provoca una pérdida de los caracteres de nuestra Malvasía. En estos momentos se han detectado híbridos de segunda generación.

Otros problemas son la perdida de su hábitat, la caza ilegal y la predación de huevos y pollos.

malvasia_cabeciblanca aves Malvasía cabeciblanca Malvasía cabeciblanca malvasia cabeciblanca

Reproducción

El cortejo en la malvasía comienza en los meses de febrero y marzo. El dato más llamativo es el cambio de coloración del pico de los machos, pasando de color gris a azul.

La población de malvasía en ese momento pasa de estar agrupada a dispersarse. Los machos comienzan a perseguirse y las hembras acosadas se hacen huidizas. Los machos pelean entre sí, levantando la cabeza y la cola el macho vencedor. En el mes de agosto termina la reproducción, pasando el color azul del pico a un tono más gris.

Parece que utiliza nidos abandonados de focha, o los hace sobre el carrizo.

malvesia cabeziblanca 1 ave Malvasía cabeciblanca Malvasía cabeciblanca malvesia cabeziblanca 1

Los huevos son de color blanquecino mate con tonalidades verdosas pálidas. Cada puesta se compone de 5 a 10 huevos.

Alimentación

La malvasía cabeciblanca se alimenta de semillas y partes vegetativas de plantas sumergidas de la familia del potamogeto, naja marina y larvas de insectos.

Comportamiento

La malvasía suele ir separada de otras anátidas; únicamente en invierno puede encontrarse con otros patos buceadores. Suele sumergirse cuando le acecha algún peligro o para buscar comida. Raramente vuela y por ello hace una carrera larga sobre el agua para despegar.

Bibliografía

http://www.faunaiberica.org/?page=malvasia-cabeciblanca

Animales parecidos

Avefría europea
avestruz
Azulito de senegal
Bichenov
Búho
Buitre
Canario
Cardenal
Colibrí
Cóndor
Diamante Mandarín
Diamante de Gould
Diamante Papagayo
Flamenco
Garza
Gaviota
Golondrina común
Gorrión común
Gorrión de Java
Guajolote
Hornero
Ibis
Isabela del Japón
Jabirú
Kiwi
Lechuza
Marabú
Martineta
Ñandú
Paloma
Pelícano
Perdiz
Petirrojo
Pingüino
Piquituerto
Quetzal
Ruiseñor
Tucán
Urogallo
Urraca
Zopilote
Cacatúa de Penacho Amarillo
Cuervo
Estornino
Halcón peregrino
Ibis escarlata
Pato
Pavo
Pavo real
Pingüino de Humboldt
Arao
Pardela cenicienta
Paloma bravía
Paloma torcaz
Paloma zurita
Grajilla
Rabilargo
Avutarda
Carbonero común
Escribano cerillo
Trepador azul
Triguero
Mirlo común
Abubilla
Abejaruco común
Cigüeña blanca
Cigüeña negra
Alcaudón común
Ánade real
Bengalí rojo
Buitre leonado
Buitre negro
Búho real
Calamón común
Cálao de casco
Cernícalo vulgar
Chochín
Cisne mudo
Cisne negro
Colirrojo tizón
Cormorán
Espátula común
Focha común
Gallina
Gallo
Ganso
Garcilla Bueyera
Garza Real
Gaviota reidora
Gaviota Argéntea
Grulla
Jilguero
Martín pescador
Mochuelo común
Miná del Himalaya
Pájaro carpintero
Pardillo común
Pintada común
Pinzón
Polla de agua
Zorzal común