Lebrel Húngaro Lebrel Húngaro Lebrel H  ngaro

De porte atlético y musculoso, el Lebrel Húngaro, también llamado Magyar agar, es un perro incansable, con una resistencia envidiable capaz de grandes distancias a velocidad excepcional.

Es poco conocido en su país de origen pero eso no oculta sus cualidades en las cacerías con señuelo y las carreras de distancia. Suele desarrollarse bien como perro guardián y de compañía.

Características

  • COLOR:  El Lebrel Húngaro puede tener casi cualquier color, a excepción del negro.
  • PELO:  Su pelo es corto y pegado al cuerpo.
  • CABEZA:  Con el cráneo fuerte, alargado y el stop marcado.
  • OREJAS: son grandes y de implantación media, se repliegan hacia atrás sobre el cuello, siestán atentos las levantará.
  • OJOS: sus ojos son oscuros de tamaño medio.
  • TRUFA: es grande, bien pigmentada con ventanas amplias.
  • Mandíbulas / Dientes: fuertes, con mordida en tijera.

Mejillas musculosas.

CUELLO:  Musculoso, elegante y sin papada.

CUERPO: 

  • Espalda ancha, recta y bien desarrollada.
  • La caja torácica está muy arqueada, es amplia para dar cabida al corazón y lo pulmones.
  • El vientre está recogido.

COLA: De inserción alta, en reposo cae hacia el suelo. En acción se elevará hasta la línea superior del lomo.

EXTREMIDADES ANTERIORES: Las patas delanteras son fuertes y tendinosas. Rectas y paralelas.

EXTREMIDADES POSTERIORES: Bien anguladas, con una estructura ósea compacta y fuertemente musculadas.

ALTURA A LA CRUZ:

  • Machos: de 65 a 70 cm
  • Hembras: De 62 a 97 cm.

Historia

El origen del Lebrel Húngaro o Magyar agar es muy antiguo. La historia de este perro de caza data del siglo IX cuando los húngaros invadieron Panonia eran acompañados por un Lebrel procedente de la región de los Cárpatos.

Datos reseñados de la época destacan que esa comunidad era aficionada a la caza y para actividad lebreles propios, estos se mezclaron con otras razas de Oriente y Occidente entre los siglos XV y XVII y ya en el siglo XIX se habían perfeccionaron por el cruce con el galgo inglés heredando de ellos una velocidad mayor. Desde sus orígenes son considerados excelentes cazadores y gracias a su velocidad ha sido muy apreciados para carreras en canódromos. Hoy esa casta es muy valorada en Hungría y Rumania.

Alimentación

La nutrición del Lebrel Húngaro debe basarse en el tipo, duración e intensidad de la actividad que realizan. La velocidad y la potencia utilizan diferentes tipos de músculos y diferentes fuentes de energía.

Comportamiento

El lebrel húngaro es un perro que en la cacería tiene un carácter impetuoso, es natural, vigoroso, rápido y de visión aguda. Su comportamiento como perro de familia exalta su actitud equilibrada. Son calmados, sensible, cariñoso y confiables para estar cerca de niños.

Es una raza que se adapta a cualquier espacio tanto rural como urbano siempre que se le permita gastar sus energías con ejercicios. Se lleva bien con otros Perros y es celoso con extraños.

Cuidado y Enfermedades

Es importante para el Lebrel Húngaro hacer ejercicios y juegos diariamente preferiblemente en espacios amplios. Para evitar que les salgan callos y yagas requiere de un sitio acolchado para dormir. No tolera bajas temperaturas. Su pelaje es corto y para mantenerlo solo amerita cepillarse una vez por semana.

El lebrel húngaro es una raza que no suele presentar muchos problemas de salud. Sin embargo, son propensos en algunos casos, a enfermedades óseas metabólicas, displasia de cadera y torsión de estómago. Es una raza sensible a preparados químicos como anti- pulgas, anestesias, etc.

Animales parecidos

Cairn terrier
Puli
Akita
Fox Terrier Toy
Alano Español
Borzoi (Galgo ruso)
Pudelpointer
Pastor polaco de tierras bajas
Briard
Barbet o Perro de agua francés
Kuvasz
Azteca
Basset azul de Gascuña
Whippet
Cotón de Tuléar
Perro de Montaña de los Pirineos
Cobrador de Nueva Escocia
Dalmata
Jamthund
Bull terrier miniatura
Pumi
Podenco Portugués
Kai
West Highland White Terriers
Grifón de Bruselas
Pastor Meremmano-Abruzzese
Shar Pei
Perro Pastor de Rusia Meridional
Akita Americano
Pastor de los Pirineos
Perro de Pastor Islandés
Laika ruso europeo
Dogo Argentino
Australian Silky Terrier
Bobtail
Elkhound Noruego
Cocker Americano
Bichon habanero
Pastor Alemán
Perro de Montaña Appenzell
Perro sin pelo de México
Dandie Dinmont Terrier
Cavalier King Charles
Perro Smous Holandés
Gran musterlander
Collie Barbudo
Shiba Inu
Kerry Blue Terrier
Perro de agua español
Fila Brasileiro
Landseer
Pointer
Carlino
Chin Japonés
Harrier
Foxhound Inglés
Pastor Mallorquín
Schnauzer
Gascon Saintongeois
Mastín
Affenpinscher
Pastor Polaco de Podhale
Bichon maltes
Schnauzer Gigante
Collie
Poitevin
Spaniel breton
Otterhound
American Staffordshire
Lhasa Apso
Spitz Japonés
Tosa Inu
Boston terrier
Cocker Spaniel
Perro de Montaña de la Sierra de la Estrella
Lundehund noruego
Corgi Galés Cárdigan
Pastor de anatolia
Bulldog francés
Basenji
Perro de Agua Americano
Berger de Picardie
Clumber Spaniel
Basset leonado de Bretaña
American Bully
Galgo español
Dogo Canario
Cane Corso
Perro de Groenlandia
Pastor blanco suizo
Teckel
Beagle
Papillon
Afgano
Curly Coated Retriever
Galgo escocés
Perro de osos de carelia
Pequeño Brabanzón
Antiguo perro de muestra Danés
Labrador
Eurasier
Husky
Komondor
Perro de agua portugués
Mudi
El Porcelaine
Fila de San Miguel
Perro de Pastor de Asia Central
Pinscher Miniatura
Hovawart
Laika de siberia oriental
Brittany
Perdiguero de Drente
Plott Hound
Doberman
Boxer
Malamute de Alaska
Terranova
Podenco Ibicenco
Perro Pastor de Karst